Somalia rechaza categóricamente las acusaciones de corrupción formuladas por Naciones Unidas

Actualizado 17/12/2013 20:59:03 CET

MOGADISCIO, 6 Sep. (Reuters/EP) -

El Gobierno somalí ha respondido hoy a las acusaciones de Naciones Unidas sobre la supuesta corrupción existente en su banco central con un informe de un grupo de investigadores independientes que exonera a las autoridades financieras del país africano de cualquier tipo de comportamiento irregular.

El dossier de Naciones Unidas, publicado en julio por el Grupo de Supervisión para Somalia y Eritrea, acusa al banco central del país africano de haberse convertido en un "fondo de reservas" para líderes políticos y responsabiliza al actual gobernador del banco, Abdusalam Omer, de jugar "un papel clave" en sospechosos desembolsos de efectivo sin justificación alguna.

En respuesta, el Gobierno contrató los servicios de la consultora FTI, entre cuyos responsables se encuentra el ex ministro británico de Estado para África, Lord Mark Malloch-Brown, y una firma estadounidense de abogados. Las conclusiones del documento indican que todas las alegaciones de Naciones Unidas "carecen de base alguna", según el comunicado oficial del Gobierno somalí.

Mogadiscio, además, acusa al equipo de la ONU de haber redactado un informe sin haberse molestado en hablar con personas clave en el seno del banco antes de hacer unas acusaciones basadas en información incompleta.

"Los ataque obsesivos e incesantes en los que se acusa al gobernador Omer de ser un cómplice en prácticas de corrupción contradicen todas las pruebas que ha recopilado nuestro equipo de investigación", indicó el Gobierno somalí, al frente de un país considerado el más corrupto el mundo por grupos de estudio como Transparencia Internacional.