El SPD hará turnos para evitar los escaños vacíos en el Parlamento que le afea el ultraderechista AfD

Imagen del Bundestag en sesión, Alemania
REUTERS / HANNIBAL HANSCHKE
Publicado 08/07/2018 17:29:49CET

BERLÍN, 8 Jul. (DPA/EP) -

Con el objetivo de acallar las críticas del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y evitar fotografías en las que se ve un Parlamento semivacío, el Partido Socialdemócrata (SPD) ha convenido establecer un sistema de turnos que garantice una mínima presencia de sus diputados en las sesiones.

En una propuesta que firma la líder parlamentaria del SPD, Dagmar Ziegler, y a la que ha tenido acceso la agencia DPA, se recogen los detalles de este innovador sistema que empezaría a aplicarse en septiembre, coincidiendo con el inicio del nuevo curso parlamentario tras las vacaciones estivales.

En el documento, la formación que ejerce como socio menor en el Gobierno de coalición de la canciller, Angela Merkel, llama a sus 153 parlamentarios a dividirse en tres grupos.

"El primer grupo debe estar en el pleno, el segundo grupo debe estar disponible en caso de ser llamado y en condiciones de presentarse en la Cámara en un máximo de 15 minutos en caso de ser alarmado y el tercer grupo debe acudir a la Cámara tan solo en ocasiones especiales (como votaciones)", reza el escrito.

El plan busca contrarrestar las campañas que lleva a cabo en las redes sociales la formación ultraderechista AfD, tercera fuerza política en el país y primera en la oposición, cuyos diputados a menudo publican imágenes de un Bundestag con sillas vacías trasladando la idea de que solamente ellos trabajan por los ciudadanos, aunque ahora tampoco consiguen congregar a sus 92 diputados como hacían al principio de la legislatura.

Exceptuando los día en que se producen declaraciones gubernamentales de Angela Merkel, debates sobre presupuestos o votaciones de leyes importantes, el día a día en el Parlamento de Alemania discurre con sesiones de gran contenido técnico en las que mayormente solo comparecen los expertos en la materia a tratar.

Mientras, el resto de miembros de la Cámara participan en comisiones parlamentarias, preparan futuras intervenciones, trabajan en nuevos proyectos de ley o explican a grupos de visitantes de sus circunscripciones electorales cómo funciona el Bundestag.

Esto no ha evitado que en los últimos tiempos el SPD alemán haya sido foco de muchas críticas que le echaban en cara la reducida presencia de sus parlamentarios en el pleno. A partir de ahora, quien no pueda cumplir con sus obligaciones en el Parlamento, deberá comunicarlo a los órganos del partido.

"Los miembros del grupo parlamentario sólo serán excusados si están ausentes por razones de salud, si en representación de la fracción, del Bundestag o del Gobierno no pueden aplazar otras citas de carácter urgente, si se encuentran de baja por maternidad o permiso de paternidad o si no pueden asistir debido a una enfermedad que sufran sus hijos o sus parientes dependientes", recoge el escrito.

La entrada de la ultraderechista AfD en la Cámara Baja tras las pasadas elecciones de septiembre del año pasado no solo ha contribuido a generar un clima más bronco en los debates parlamentarios, sino que ha generado un cambio de comportamientos en el día a día del Bundestag. Desde sus escaños, los diputados ultraderechistas utilizan las redes sociales como una especie de arma con la que atacar a sus rivales políticos.

Contador