El SPD recuerda a Merkel antes de las negociaciones bilaterales que gobernar en minoría aún es una opción

Angela Merkel en el Bundestag
REUTERS / FABRIZIO BENSCH
Publicado 02/01/2018 13:11:32CET

BERLÍN, 2 Ene. (Reuters/EP) -

El vicepresidente del Partido Social Demócrata (SPD) de Alemania, Thorsten Schaefer-Guembel, ha recordado este martes a la canciller, Angela Merkel, de que gobernar en minoría todavía es una opción para la Unión Cristiano Demócrata (CDU), debido a las acusadas diferencias entre ambos partidos, que este martes retomarán los contactos preliminares.

"Un gobierno minoritario sigue siendo una opción, aunque la canciller no quiera reconocerlo", ha dicho el 'numero dos' del SPD en una entrevista publicada en el periódico alemán 'Passauer Neue Presse'.

Schaefer-Guembel ha explicado que socialdemócratas y conservadores mantienen sus diferencias en varios temas clave. Entre ellos, ha mencionado la reforma fiscal, tachando de "absurda" la intención de la CDU de bajar los impuestos a las rentas altas.

Además, ha considerado que algunas de las declaraciones realizadas recientemente por dirigentes conservadores son contraproducentes "para cualquier formación de gobierno".

Así, Schaefer-Guembel ha estimado que la gran alianza aún queda lejos, horas antes de que los partidos retomen las negociaciones preparatorias de las que tendrán lugar entre el 7 y el 12 de enero para determinar si hay suficientes puntos en común para renovar por otros cuatro años la alianza bilateral.

Socialdemócratas y conservadores han gobernado juntos los últimos cuatro años, pero el SPD dijo que no reeditaría la gran coalición para poder liderar la oposición tras las elecciones del 24 de septiembre. Los esfuerzos de Merkel por pactar con liberales y verdes fracasaron, por lo que su única esperanza ahora es convencer al SPD para un nuevo pacto.

Si las negociaciones entre SPD y CDU también descarrilan, Merkel se verá abocada a un cuarto mandato en minoría o a repetir las elecciones federales. La canciller ya ha avanzado que prefiere sacar de nuevo las urnas antes que gobernar en solitario.