Aumentan a 13 los soldados muertos tras el ataque de los Tigres Tamiles a una base aérea

Actualizado 22/10/2007 16:32:15 CET

COLOMBO, 22 Oct. (EP/AP) -

El balance de soldados fallecidos tras el ataque de guerrilleros de los Tigres para la Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) a una base aérea del Ejército de Sri Lanka se ha elevado a 13 después de que murieran varios de los heridos. Al parecer, el número de víctimas entre los rebeldes sigue siendo 20.

En primer lugar, nueve soldados ceilandeses fallecieron durante el violento enfrentamiento armado que se inició tras el ataque de los rebeldes a una base de la Fuerza Aérea en la zona del país controlada por el Gobierno.

Posteriormente, otros cuatro militares murieron cuando el helicóptero en el que viajaban para buscar a los guerrilleros que lanzaron el ataque contra la base se estrellara debido a un fallo mecánico, según informó el Ejército.

El incidente en la base aérea de Anuradhapura ha sido uno de los ataques más mortíferos contra la Fuerza Aérea perpetrado por los guerrilleros tamiles en 24 años de guerra civil. Este ha sido, además, el segundo ataque en una semana contra un objetivo militar. En el combate resultaron dañados dos helicópteros y un avión de entrenamiento, mientras que unos 22 soldados resultaron heridos.

El portavoz rebelde, Rasiah Ilanthirayan, aseguró que 21 miembros de los Tigres Negros, la unidad suicida de los Tigres Tamiles, llegaron a la base y dispararon contra ocho aviones que estaban en el hangar y después los prendieron fuego. La base rebelde perdió contacto con los asaltantes después de la batalla, añadió.

Por su parte, el jefe de la Fuerza Aérea, Roshan Goonetilleke, explicó esta tarde a la agencia AP desde la base de Anuradhapura que el ataque no ha tenido un impacto relevante en la lucha contra la guerrilla. "Necesitamos seguir centrando nuestro trabajo en lo que estamos haciendo. Con suerte, recuperaremos el funcionamiento de la base esta noche", remarcó.

Para el Gobierno ceilandés, la emboscada y el combate de hoy muestra que los rebeldes están teniendo problemas para esquivar al Ejército cerca de la zona que controlan y en la que han proclamado un Estado independiente, en el norte del país.

"Es obvio que están bajo total desesperación con respecto al éxito que nosotros estamos teniendo en el norte", señaló el portavoz del Ejecutivo, Keheliya Rambukwella. Sin embargo, la guerrilla consideró que el ataque demuestra su continuada habilidad para golpear las bases del Ejército.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies