Cinco muertos en un autobús al explotar una bomba colocada por los Tigres Tamiles

Actualizado 05/01/2007 18:51:59 CET

COLOMBO, 5 Ene. (EP/AP) -

Una bomba colocada supuestamente por los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) mató hoy a cinco pasajeros de un autobús en el oeste de Sri Lanka, informaron fuentes militares, mientras el Gobierno lanzó su tercer ataque aéreo de la semana contra una base naval rebelde en el noreste.

La explosión ocurrió en Nittambuwa, a 40 kilómetros al noreste de la capital, Colombo, informó un funcionario del Ministerio de Defensa ceilandés, que culpó a los guerrilleros tamiles del ataque. Además otros 30 pasajeros resultaron heridos en la explosión, informó la misma fuente, que prefirió no revelar su identidad.

El conductor del autobús, Nimal Hettiarachi, de 40 años, explicó que la explosión ocurrió diez minutos después de comenzar el trayecto en Nittambuwa, especificando que se produjo en la parte trasera del vehículo, que llevaba a bordo 65 pasajeros.

Por su parte, el Ejército de Sri Lanka ha lanzado hoy su tercer ataque aéreo de esta semana contra bases navales de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), mientras los insurgentes acusaron a los militares de infiltrarse en territorio tamil y matar a dos responsables de agricultura.

Mientras, dos pescadores resultaron hoy heridos en una explosión provocada por una bomba en la localidad de Trincomalee (noreste del país), explicó un portavoz militar, Prasad Samarasinghe. "Atacaron un camión que transportaba personal de marina y dos fueron heridos", indicó.

El ataque aéreo de hoy tenía como objetivo la base naval tamil de Chilawatte, en el noreste del distrito Mullaittivu, informó el portavoz de las fuerzas aéreas, el capitán Ajantha Silva, agregando que hicieron blanco, pero que desconocen si se han producido daños o víctimas. "El objetivo era una plataforma de lanzamiento de los Tigres de Mar", añadió, refiriéndose al ala marina del LTTE.

Por su parte, un portavoz de los rebeldes, Rasiah Ilanthirayan, acusó al Ejército ceilandés de utilizar una bomba colocada en una carretera para atacar a un grupo de tamiles que trabajan para el Departamento de Agricultura del Gobierno en el territorio tamil de Mullaittivu.

Dos de estos hombres murieron y otros tres sufrieron heridas, relató Ilanthirayan, desde la sede de los rebeldes en Kilinochi, antes de indicar que los rebeldes están investigando la motivación del ataque y buscando a los responsables.