Sri Lanka-Colombo reitera su compromiso de diálogo, ante las acusaciones del LTTE de implicación en asesinato de rebelde

Actualizado 27/01/2006 10:57:41 CET

COLOMBO, 27 Ene. (EP/AP) -

El Gobierno de Sri Lanka aseguró hoy que seguirá adelante con las conversaciones de paz con los rebeldes Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), deplorando la muerte de un combatiente rebelde, de la que los tigres tamiles han acusado a Colombo de estar detrás. Los rebeldes y el Gobierno acordaron esta semana, con la mediación de Noruega, la celebración de conversaciones en Ginebra para abordar el acuerdo de alto el fuego de 2002.

"El Gobierno está determinado a seguir adelante con las conversaciones, como se ha acordado", declaró el director del departamento de Información del Gobierno, Anusha Palpita, a Associated Press.

Previamente, Seevaratnam Puleedevan, uno de los principales negociadores de los rebeldes, había afirmado que el asesinato del mayor guerrillero Kapilan, que era un alto responsable, ponía en cuestión el compromiso del Gobierno alcanzado esta semana de reanudar las conversaciones de paz, bloqueadas desde 2003.

"Nuestra dirección está muy molesta, ya que este es un incidente muy serio", declaró Puleedevan a Associated Press. "Kapilan fue abatido por paramilitares con el respaldo del Ejército de Sri Lanka", añadió. Kapilan murió en una emboscada al ser alcanzado por una granada que también hirió a otro compañero mientras circulaban en tracto en una zona bajo control rebelde en el este de Sri Lanka, según informó la web pro rebelde 'Tamilnet.com'.

El Gobierno dijo que había recibido informaciones de las zonas controladas por los rebeldes de "intensos combates", pero negó cualquier implicación en lo ocurrido. La región acoge a un grupo escindido del LTTE en marzo de 2004. La rama principal del LTTE acusa al Ejército de Sri Lanka de apoyar a los secesionistas.

El Ejército también ha negado cualquier implicación. "Nuestras fuerzas armadas no estuvieron implicadas en ningún modo", declaró el portavoz militar, brigadier Prasad Samarasinghe. "Nosotros no apoyamos a ningún grupo", añadió.

Entretanto, los observadores europeos del alto el fuego presentes en la zona están investigando el ataque. "No tenemos ningún comentario que hacer por ahora, pero estamos investigando", declaró la portavoz, Helen Olafsdottir.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies