Los combates se extienden a otras zonas de Sri Lanka mientras llega a la isla el enviado especial noruego

Actualizado 04/08/2006 10:32:50 CET

COLOMBO, 4 Ago. (EP/AP) -

La violencia se extendió hoy a otras zonas del noreste de Sri Lanka, mientras el Ejército y los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil intercambian disparos de mortero en la localidad costera que ha sido escenario de los peores enfrentamientos desde el acuerdo de alto el fuego de 2002. Entretanto, hoy llegó a la isla el enviado de paz noruego con el fin de intentar evitar que se reanude la guerra civil a gran escala.

El portavoz militar, mayor Upali Rajapakse, indicó que los rebeldes comenzaron a disparar con mortero esta mañana en Muttur, "obligando a nuestras fuerzas a responder". Por el momento no hay datos de víctimas, después de que ayer murieran 18 civiles por disparos de artillería de los que ambas partes se han responsabilizado mutuamente.

Asimismo, un escritor tamil fue abatido en Jaffna (norte), según la Policía. Por otra parte, en Vavuniya, al sur de Jaffna, una bomba colocada en una carretera presuntamente por los rebeldes provocó heridas a tres policías. Las fuerzas de seguridad respondieron con disparos, matando a un rebelde, según el coronel Ravipriya de Silva. Tanto Jaffna y Vavuniya se encuentran bajo control gubernamental, pero los Tigres Tamiles operan en las zonas cercanas.

Además, cinco rebeldes del LTTE fueron abatidos hoy por los miembros de una facción escindida del grupo separatista en Batticaloa (este), según un portavoz de estos últimos, T. Thuyavan. Este grupo del LTTE, bajo el mando del comandante Karuna, se escindieron en 2004 y cuentan presuntamente con el apoyo de Colombo, si bien el Gobierno lo niega.

El emisario noruego, Jon Hanssen-Bauer, se encuentra en la isla donde tiene previsto reunirse con dirigentes gubernamentales y desplazarse al bastión del LTTE, Kilinochchi, durante el fin de semana para ver si puede acercar las diferencias entre las dos partes, según señaló el portavoz de la Embajada noruega, Tom Knappskog.

Entretanto, los Tigres Tamiles se están preparando para entregar, a través de la Cruz Roja, los cuerpos de unos 40 soldados gubernamentales abatidos en los enfrentamientos en Muttur, según señaló a la web pro-rebelde 'Tamilnet.com' un portavoz tamil, Rasiah Ilanthirayan. Por el momento no hay confirmación de estos datos. El Gobierno sólo ha admitido la muerte de ocho soldados en los combates en Muttur.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies