Decenas de periodistas dejan de informar en el este y el norte debido a la peligrosidad del conflicto

Actualizado 23/06/2007 0:24:27 CET

COLOMBO, 22 Jun. (EP/AP) -

Decenas de periodistas han dejado de informar del conflicto en el este y el norte de Sri Lanka debido a la peligrosidad en la zona, según anunció hoy una asociación internacional de derechos de los medios de comunicación, que acusó al Gobierno y a la guerrilla de los Tigres para la Liberación de la Tierra Tamil de restringir la libertad de expresión.

"Las presiones a los medios de comunicación se han multiplicado en los últimos meses con el aumento de los temores por la seguridad de los periodistas, especialmente en el norte y el este (del país)", señaló la asociación en un comunicado, al término de una visita de cuatro días a la isla.

Según explicó, "en la península de Jaffna, decenas de periodistas se han visto forzados a dejar de trabajar por miedo a su seguridad", en referencia a los combates en la región del norte, que se han incrementado en los últimos 19 meses, entre los Tigres Tamiles, que quieren la secesión, y las fuerzas gubernamentales.

El grupo --que incluye a la Federación Internacional de Periodistas, el Instituto de Prensa Internacional, Reporteros sin Fronteras y el Movimiento de Medios Libres de Sri Lanka-- acusó también tanto al Ejecutivo como a la guerrilla y los paramilitares de violaciones contra los medios de comunicación.

Para esta asociación, los ataques verbales por parte del Gobierno crean "un clima de autocensura, que está dañando la libre circulación de información".

El comunicado también afirma que, aparte de las detenciones de periodistas, las autoridades ahogan la actividad de los medios en Jaffna restringiendo los repartos de las ediciones impresas y ordenando el asalto de empresas de la industria editorial.

EVITAR ACCESO A LA INFORMACIÓN

En las zonas controladas por los rebeldes "la libertad de expresión y la libertad de movimiento continúan siendo duramente restringidas para evitar el acceso a la información y a la diversidad de opiniones", añade el comunicado.

Según explica, si el Gobierno y la guerrilla han restringido el acceso de los periodistas a las zonas en conflicto, los reporteros no pueden cubrir adecuadamente la situación, teniendo que confiar en la información que reciben desde ambas partes.

El director de Información de Sri Lanka, Anusha Pelpita, señaló esta tarde que no podía comentar nada al respecto hasta que no leyese el comunicado del grupo.

Los enfrentamientos, asesinatos y ataques aéreos en los últimos 19 meses en Sri Lanka han dejado más de 5.000 fallecidos y ha elevado el balance total de víctimas mortales en más de dos décadas de conflicto a 70.000.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies