Stoltenberg confía en que EEUU y la UE resuelvan disputa por el acero "de manera que no se debilite a la Alianza"

Jens Stoltenberg
REUTERS / FRANCOIS LENOIR
Publicado 12/03/2018 17:11:37CET

Alerta del riesgo de usar más fácilmente armas atómicas cuando se integran fuerzas nucleares y convencionales en la planificación militar, como ha hecho Rusia

BRUSELAS, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, no ha querido pronunciarse sobre el fondo de la disputa comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea por el arancel al acero y al aluminio anunciado por el mandatario estadounidense, Donald Trump, pero ha confiado en que Washington y los aliados europeos puedan resolverlo "de manera que no se debilite a la Alianza".

"Confío en que la OTAN podrá hacer frente a esto de manera que no se debilite a la Alianza", ha explicado Stoltenberg en una entrevista a un grupo reducido de medios, entre ellos Europa Press, al ser preguntado si teme que la disputa comercial pueda romper o minar seriamente el vínculo trasatlántico y si cree que Europa representa una amenaza para Estados Unidos después de que Trump haya invocado motivos de seguridad nacional para justificar su medida, que todavía debe materializarse.

Stoltenberg ha admitido que se trata de una cuestión "desafiante" pero ha evitado hacer más valoraciones sobre "cuestiones comerciales" como secretario general de la OTAN, para no perjudicar más la situación. "Solo complicará más todavía una situación ya desafiante si comienzo a comentarlo como secretario general de la OTAN", ha esgrimido.

El secretario general aliado sí ha querido poner en valor con todo que tanto los países europeos como Canadá "están invirtiendo ahora más en defensa". "Y esto es importante porque demuestra que el resto de aliados están avanzando en la promesa que hicimos todos en 2014", ha dicho, en alusión al objetivo pactado en la cumbre de Gales de aumentar el gasto en defensa hasta acercarlo al 2% del PIB en una década.

"Somos 29 aliados. Hay diferentes opiniones en cuestiones diferentes, el cambio climático, comercio, en otras cuestiones, pero la Alianza siempre ha podido superar estas diferencias y permanecer comprometida en la tarea central de la Alianza, que es protegerse el uno al otro y permanecer unidos en torno al principio clave de 'uno para todos, todos para uno'", ha agregado, confiando en que la nueva disputa comercial también se resuelva en este sentido. "En línea con lo que hemos visto antes, que podemos superar este tipo de diferencias y continuar comprometidos con la tarea clave de la Alianza", ha concluido.

NUEVO SISTEMA BALÍSITCO CON CAPACIDAD NUCLEAR RUSO

Respecto al nuevo sistema de misiles con capacidad nuclear anunciado a principios de marzo por el presidente ruso, Vladimir Putin, quien aseguró que el nuevo sistema es capaz de golpear cualquier punto sin ser detectado ni interceptado y si la OTAN cuenta con capacidades suficientes para responder a las nuevas amenazas, Stoltenberg ha defendido que "la OTAN es la Alianza militar más fuerte en la historia y en el mundo actualmente".

"La OTAN es fuerte porque somos capaces de adaptarnos. Cuando el mundo ha cambiado, la OTAN ha cambiado y es lo que ha ocurrido desde 2014, desde la anexión ilegal de Crimea", ha asegurado, poniendo en valor que desde entonces la Alianza ha acometido "el mayor refuerzo" de su defensa colectiva desde el fin de la Guerra Fría, reforzando su presencia militar en el flanco este, al tiempo que ha dejado claro que los cuatro batallones multinacionales desplegados en Polonia y los bálticos se quedarán "todo el tiempo que sea necesario".

"Hemos visto un patrón desde hace varios años en el que Rusia ha invertido fuertemente en modernizar sus capacidades militares, tanto fuerzas convencionales y nucleares", ha recordado.

Stoltenberg ha alertado de que "al integrar las fuerzas nucleares y convencionales en la planificación, en la doctrina militar, en los ejercicios, el riesgo es que el umbral para utilizar armas nucleares se reduce" tras recordar que Rusia está entrenando "conjuntamente sus fuerzas nucleares y convencionales" pero también "ha invertido fuertemente en nuevas capacidades nucleares y desplegado varias de ellas". "Una línea más nebulosa entre las armas nucleares y convencionales es peligroso", ha avisado el noruego.

"La OTAN no está equiparando lo que hace Rusia pero también estamos adaptando nuestra postura militar", ha remachado, al tiempo que ha avanzado que una cuestión "clave" que se abordará en la cumbre de la Alianza en julio será cómo mejorar la capacidad de enviar refuerzos militares en caso necesario.

"Es decir, cómo podemos garantizar que tengamos fuerzas listas para el despliegue, fuerzas de seguimiento y como, por ejemplo, podemos hacer más para garantizar que tengamos la movilidad militar necesaria, que podamos mover dichas fuerzas no solo a través del Atlántico sino también por Europa", ha explicado, recordando que ello requerirá trabajar en logística y mejorar las infraestructuras.

Al ser preguntado por cómo podría afectar la reelección de Putin en las elecciones presidenciales de marzo, algo que se da por hecho, en las relaciones con la OTAN, Stoltenberg ha recordado que la estrategia de los aliados con Rusia se basa en la disuasión y defensa y el diálogo, dado que siguen aspirando a "una relación más constructiva con Rusia". "Esto ha sido nuestra posición desde hace muchos años y también será nuestra posición hacia Rusia tras las elecciones. Esto no cambiará", ha avanzado.

"No interferimos en las elecciones en otros países. Compete a la gente rusa decidir y votar", ha asegurado.

UCRANIA, ASPIRANTE A LA OTAN

Respecto a las aspiraciones de Ucrania de entrar en la OTAN, algo que podría complicar todavía más las relaciones con Rusia, Stoltenberg ha confirmado que ha recibido "una carta" del presidente ucraniano, Petro Poroshenko, en la que traslada "las aspiraciones de Ucrania de convertirse en un miembro de la OTAN y también solicita el Plan de Acción a la Adhesión (MAP)".

"Tomamos nota de esto. Todos los países tienen derecho a elegir su propio camino. También Ucrania tiene derecho a elegir y decidir por sí misma si quiere aspirar a ser miembro de la OTAN o no", ha explicado, recalcando que "competerá a los 29 aliados decidir si se va a invitar a Ucrania o si le van a conceder el estatus del MAP". "El mensaje es que nadie más que el país aspira a ser miembro y los 29 aliados decidirán el camino a seguir", ha zanjado.