Sudáfrica amenaza con abandonar el TPI tras las críticas al Gobierno por no detener a Al Bashir

Publicado 24/06/2015 4:47:01CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Sudáfrica ha amenazado este martes con abandonar el Tribunal Penal Internacional (TPI) tras las críticas internacionales al Gobierno por negarse a detener al presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, sobre el que pesa una orden internacional de arresto.

Al Bashir abandonó el país tras participar en una cumbre de la Unión Africana (UA) a pesar de que un tribunal del país había prohibido que saliera de Sudáfrica atendiendo una petición del TPI, que ha acusado el presidente sudanés de crímenes de guerra y contra la Humanidad en el conflicto de Darfur.

El portavoz del gubernamental Congreso Nacional Africano (ANC) y viceministro de Presidencia, Obed Bapela, ha subrayado que "la petición de que Sudáfrica arrestara a Al Bashir durante una cumbre de la UA ilustra el desprecio de algunos hacia África y los africanos".

"Pedimos una reforma del TPI. Entramos de forma voluntaria. La opción de salir (del organismo) de forma voluntaria sigue abierta", ha advertido, según ha informado el diario sudafricano 'The New Age'.

En este sentido, ha manifestado que la pertenencia al TPI debería ser obligatoria, lo que forzaría a todos los países a cumplir con las órdenes de arresto. "El TPI está perdiendo su dirección, su credibilidad. Está siendo dañado porque no todos quieren formar parte", ha argumentado.

Por su parte, la opositora Alianza Democrática ha acusado al presidente, Jacob Zuma, y al Gobierno de desacato a una orden del tribunal. "El Gobierno, encabezado por Zuma, cometió el crimen de ayudar a un hombre que se fuga de la ley", ha dicho el parlamentario Stevens Mokgalapa.

Desde la orden de arresto de 2009, el presidente sudanés ha viajado a países que no han firmado el Estatuto de Roma y por lo tanto no integran el TPI, aunque también ha puesto pie en países firmantes que se han negado a efectuar la detención.

Al Bashir considera que la orden de arresto del TPI es un acto de persecución "colonialista". En diciembre de 2014, el mandatario se vanaglorió de la paralización temporal de la investigación del tribunal sobre su persona por la falta de cooperación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, según denunció el organismo.

"Querían ponernos de rodillas ante el TPI, pero el TPI se ha puesto manos arriba y ha reconocido su derrota", afirmó Al Bashir en un duro discurso en el que reivindicó la firmeza contra los grupos armados de Darfur. "El pueblo sudanés ha derrotado al TPI y ha rechazado entregar a ningún sudanés a los tribunales coloniales", remachó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies