Un enviado de la ONU retirado acusa al primer ministro de Sudáfrica de presidir un "apocalipsis de sida"

Actualizado 16/08/2007 15:58:52 CET

CIUDAD DEL CABO, 16 Ago. (EP/AP) -

Steven Lewis, un enviado especial de la ONU retirado, ha acusado al presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, de presidir un "apocalipsis de sida" y ha pedido presión internacional sobre el Ejecutivo sudafricano para que éste implante una ambiciosa campaña contra el sida, basada en el consumo de fármacos.

Esta campaña fue diseñada por la ministra de Sanidad del país Nozizwe Madlala-Routledge, recientemente sustituida, por orden del presidente, por Manto Tshabala-Msimang, quien la precedía en el cargo. Manto Tshabala-Msimang, de quien Nozizwe Madlala-Routledge era viceprimera ministra, ha sido objeto de críticas internacionales por tratar de fomentar entre la población el uso del ajo, el limón y la remolacha como tratamiento contra en sida, en lugar de los medicamentos retrovirales.

Hoy en día se estima que hay más de cinco millones y medio de sudafricanos infectados de VIH, el segundo país con mayor número de afectados del mundo y se contagian diariamente 1.000 más, la mayoría mujeres jóvenes.

Lewis afirmó en varios diarios del país que "900 hombres, mujeres y niños mueren todos los días en Sudáfrica a causa del sida. Es el Armageddon cada 24 horas". Refiriéndose al presidente Mbeki, Lewis añadió: "No importará la astucia de su política económica, sus intervenciones sociales, su perspicacia financiera o sus iniciativas de pacificación del continente, siempre será recordado como el presidente que presidió el apocalipsis del sida".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies