Sudáfrica pone en "alerta roja" la frontera para evitar que Grace Mugabe huya hacia Zimbabue

Grace Mugabe
REUTERS / PHILIMON BULAWAYO
Publicado 17/08/2017 15:38:02CET

JOHANESBURGO, 17 Ago. (Reuters/EP) -

La Policía de Sudáfrica ha puesto este jueves en "alerta roja" todas las fronteras para impedir que la primera dama de Zimbabue, Grace Mugabe, acusada de propinar una paliza a una joven sudafricana durante su estancia en Johanesburgo, huya hacia su país.

Mugabe, de 52 años, se entregó a la Policía el pasado martes, cuando saltó la noticia. Ese mismo día debía haber comparecido ante un juez, pero no lo hizo alegando inmunidad diplomática, a pesar de que --según fuentes de la Inteligencia de Zimbabue consultadas por Reuters-- viajó con pasaporte ordinario porque estaba allí "por negocios".

El jefe de la Policía, Fikile Mbalula, ha explicado que este giro de los acontecimientos ha alertado a las autoridades sudafricanas. "Hemos puesto barreras en las fronteras para que no salga del país", aunque no hay información de que lo haya intentado, ha contado a la prensa.

La Policía de Sudáfrica, que estuvo bajo escrutinio con el caso del atleta paralímpico Oscar Pistorius, ha afirmado que la primera dama zimbabuense no gozará de ningún privilegio. "Será procesada por el sistema legal" por cargos de asalto, ha confiado, a la espera de que se resuelva el tema de la inmunidad diplomática.

En este contexto, el 'Herald' de Zimbabue, que ejerce de portavoz del Gobierno, ha informado de que el presidente, Robert Mugabe, llegó a última hora del miércoles a una base aérea cercana a Pretoria para participar en una cumbre regional, si bien no menciona el caso contra su mujer.

LA DENUNCIA

Grace Mugabe viajó la semana pasada a Sudáfrica junto a sus hijos para someterse a una revisión médica por una lesión en un pie. Sin embargo, fuentes de los servicios de Inteligencia de Zimbabue han precisado a Reuters que viajó con pasaporte ordinario porque "está allí para hacer negocios".

El incidente tuvo lugar durante el fin de semana, cuando la primera dama zimbabuense irrumpió en la habitación del hotel donde se aloja la familia Mugabe y encontró a su hijos con Gabriella Engels, una modelo de 20 años, a la que golpeó con un cable.

"Yo no tenía ni idea de quién era. Caminó hacia mí con un cable y empezó a golpearme. Me golpeó una y otra vez (...) hasta que conseguí escapar", ha contado Engels a los medios locales. La joven ha mostrado una cicatriz en la cara que, según ha subrayado, le impedirá seguir trabajando como modelo. "Mi carrera está arruinada", ha sostenido.

La madre de la joven modelo ha aclarado este jueves que no buscan una compensación económica, sino "Justicia". "Ella atacó a mi hija sin motivo", ha recordado Debbie Engels, que en los últimos días ha recorrido los medios de comunicación con fotografías de las lesiones causadas a su hija.

Grace Mugabe es clave en la carrera para suceder a su marido, de 93 años. La primera dama se disputa con el vicepresidente, Emmerson Mnangagwa, el liderazgo del gobernante ZANU-PF para poder ascender a la jefatura del Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies