ACNUR pide "medidas enérgicas" de la comunidad internacional en Darfur ante el deterioro de la situación

Actualizado 25/01/2006 9:54:31 CET

NUEVA YORK, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), António Guterres, subrayó ayer martes ante el Consejo de Seguridad que la situación en la región sudanesa de Darfur se ha deteriorado aún más en los últimos seis meses y advirtió de que si la comunidad internacional no toma medidas enérgicas, puede convertirse en una "calamidad mucho mayor".

"Hoy, la violencia y la impunidad son algo cotidiano en Darfur. Los trabajadores humanitarios encuentran cada vez más obstáculos para llegar a los desplazados y a quienes están tratando de ayudar", explicó.

Según Guterres, la falta de seguridad ha cruzado la frontera con Chad, donde el viernes pasado los rebeldes tomaron como rehenes a varios funcionarios del Gobierno y atacaron el poblado de Guerread, donde la ONU asiste a más de 25.000 refugiados sudaneses. En este sentido, consideró que "la situación Sudán-Chad es el principal reto humanitario al que nos enfrentamos en el mundo actual".

"La comunidad internacional podría enfrentarse a una catástrofe en Darfur. Prevenirla requerirá medidas enérgicas y la participación de la Unión Africana y la ONU. Si fallamos, si no damos protección a los que la precisan, el riesgo será una calamidad mucho mayor que lo que hemos visto hasta ahora", puntualizó Guterres.

Por otra parte, indicó que la situación también se deteriora constantemente en la región oriental de Sudán y pidió la cooperación internacional para asistir a los miles de sudaneses que quieren regresar al sur del país, donde el Gobierno y la guerrilla firmaron un acuerdo de paz en enero de 2005.