El Gobierno de Sudán niega cualquier implicación en la matanza de 50 civiles en Darfur el pasado octubre

Actualizado 05/11/2006 19:29:45 CET

JARTUM, 5 Nov. (EP/AP) -

El Gobierno de Sudán negó hoy tener cualquier implicación en la matanza de unos 50 civiles, muchos de ellos niños, en varias aldeas de Darfur el pasado mes de octubre, alegando que los informes sobre el suceso contiene "una cantidad gigante de mentiras" y que la gente fuera de la ley es la que debe ser culpada de dicha acción.

El pasado viernes, la ONU emitió un documento en el que acusó a la milicias Janjaweed, respaldados por el Gobierno, de llevar a cabo varios ataques mortales en Darfur Occidental los pasados 29 y 30 de octubre, que se saldaron con al menos 50 civiles muertos.

Jartum rechazó hoy el informe y lo calificó de poco honrado. "Debemos ser cautelosos con este tipo de informes, publicados por los medios occidentales, porque contienen enormes cantidades de mentiras, manipulación y falta de credibilidad", afirmó el portavoz del ministro de Exteriores, Ali Sadeq.

El portavoz dijo que ni el Ejército de Sudán ni los grupos paramilitares progubernamentales e encontraban presentes en los combates de Darfur, lo que contradice el testimonio de muchos observadores internacionales que aseguran que ambos grupos continúan enfrentándose con regularidad a los rebeldes en la zona. "Hay grupos ilegales en Darfur y no es justo acusar al Gobierno de por todos los saqueos, asesinatos y la violencia", sentenció Sadeq.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies