Merkel adelanta que abordará con las autoridades chinas cómo combatir el abuso de Derechos Humanos en Darfur

 

Merkel adelanta que abordará con las autoridades chinas cómo combatir el abuso de Derechos Humanos en Darfur

Actualizado 25/08/2007 15:22:59 CET

BERLÍN, 25 Ago. (EP/AP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, adelantó hoy su intención de abordar con las autoridades chinas, durante la primera escala que haga a Beijing en su gira por Asia que emprenderá mañana, maneras para combatir las denuncias de violaciones de Derechos Humanos que se cometen en la convulsa región sudanesa de Darfur, donde desde que estalló el conflicto en 2003 han perecido más de 200.000 personas, mientras que otros dos millones se han visto desplazadas de sus hogares por la violencia. "China tiene relaciones muy estrechas con África, y naturalmente hablaremos sobre cómo podemos combatir las terribles violaciones de los Derechos Humanos en Sudán, en la región de Darfur", aseguró.

Merkel, cuyo país preside en la actualidad el Grupo del G-8 --que integra a los países más industrializados y a Rusia--, aseguró que, con su visita a China y Japón, pretende dar un impulso a las relaciones económicas entre Berlín y los países asiáticos, así como impulsar los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático.

No obstante, insistió en que la cuestión de los Derechos Humanos es una de las prioridades en su agenda, al explicar que durante su pasada visita a China, en mayo de 2006, abordó el historial del país en esta materia y lo calificó entonces de "una cuestión importante del diálogo bilateral".

"Mantenemos estrechas relaciones económicas, así como relaciones políticas cercanas. Podemos hablar de forma natural también quizá sobre el contencioso de los Derechos Humanos", reconoció la jefa del Ejecutivo alemán. "Todo lo que se discute se hace mediante un diálogo abierto", agregó.

China envió un enviado especial a Jartum para presionar al Ejecutivo de Omar al Bachir con el objeto de que aceptase el despliegue de una misión conjunta de la ONU y la Unión Africana --compuesta por 26.000 efectivos-- para contribuir al fin a la violencia en la zona, después de ser criticada tras inicialmente oponerse al despliegue sin antes contar con el visto bueno de Jartum.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies