Miles de sudaneses salen a las calles para pedir la ejecución de la profesora que llamó Mahoma a un peluche

Actualizado 30/11/2007 15:22:01 CET

JARTÚM, 30 Nov. (EP/AP) -

Miles de sudaneses, muchos de ellos armados con porras y cuchillos, salieron hoy a las calles de Jartúm para pedir la ejecución de la profesora británcia que permitió que sus estudiantes llamaran Mahoma a un oso de peluche, por constituir una grave afrenta de las creencias islámicas.

Los manifestantes iniciaron la protesta a la salida del sermón del viernes, y comenzaron a dirigirse al palacio presidencial de la capital de Sudán, transportados en camiones con megáfonos que transmitían mensajes contra la profesora Gillian Gibbons, sentenciada ayer a 15 días de prisión y a su posterior oposición al país.

Concentrados en la Plaza de los Mártires, delante de centenares de fuerzas antidisturbios, los manifestantes prosiguieron con sus cánticos de protesta. "Vergüenza, vergüenza para el Reino Unido", "Sin tolerancia: ejecución" o "Matadla, matadla con un pelotón de ejecución".

La prisión donde se encuentra ahora Gibbons está lejos de la capital, y el instituto Unity donde impartía clases se encuentra ahora protegido por fuertes medidas de seguridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies