La ONU denuncia que los ataques a trabajadores humanitarios en Darfur aumentaron un 150 por ciento en un año

Actualizado 04/10/2007 15:16:14 CET

NUEVA YORK, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Misión del las Naciones Unidas en Sudán (UNMIS) denunció anoche los continuos ataques contra el personal humanitario en Darfur, donde unos 13.000 trabajadores humanitarios intentan atender a cerca de cuatro millones de personas víctimas de la violencia.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos humanitarios de la ONU (OCHA), los ataques contra la comunidad de ayuda han aumentado un 150 por ciento en el último año, a causa del conflicto que desde hace cuatro años amenaza la vida de cada vez más personas.

La UNMIS hizo público que un vehículo perteneciente a una organización no gubernamental (ONG) fue secuestrado el lunes por hombres armados, en el área del campo de Kassab para refugiados internos en el norte de Darfur. El conductor del vehículo, que fue secuestrado por los asaltantes con el camión, ha sido localizado pero el vehículo continúa desaparecido.

La UNMIS también comunicó que tres hombres secuestraron, a punta de pistola, un vehículo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en El Fasher el mismo día. La policía sudanesa persiguió a los secuestradores pero fracasaron en sus intentos por detener el vehículo. Por el momento, continúan en marcha los esfuerzos para recuperar el vehículo.

Asimismo, la UNMIS informó de que en el sur de Darfur, tres hombres armados secuestraron otro vehículo perteneciente a una ONG en Nyala, el pasado 30 de septiembre. Dos de los ocupantes fueron tomados por los hombres y permanecieron tres días detenidos, hasta ser liberados el pasado día 2 de octubre. Uno de los dos secuestrados tuvo que ser atendido en el hospital por una herida grave en la cabeza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies