Sudán del Sur dice que las sanciones de EEUU a las petroleras minarán los esfuerzos por restaurar la paz

El ministro del Petróleo sursudanés, Ezekiel Lol Gatkuoth
REUTERS / JOK SOLOMUN
Publicado 22/03/2018 15:18:23CET

YUBA, 22 Mar. (Reuters/EP) -

Las sanciones de Estados Unidos a 15 empresas petroleras en Sudán del Sur podrían minar los esfuerzos para restaurar la paz y la estabilidad en la región, según el Gobierno sursudanés.

Las sanciones, anunciadas este miércoles, requieren que las empresas y que los organismos del país soliciten licencias especiales para llevar a cabo negocios en Estados Unidos. Esta medida tiene como objetivo incrementar la presión sobre el presidente, Salva Kiir, para acabar con el conflicto y con la crisis humanitaria de Sudán del Sur.

"El Ministerio del Petróleo cree que estas medidas son contraproducentes con respecto a la misión compartida por el Gobierno y Estados Unidos para traer la paz y la estabilidad a Sudán del Sur", ha declarado el organismo en un comunicado. El Ministerio se ha comprometido a trabajar con el Departamento de Comercio estadounidense para "eliminar todas las restricciones y restablecer las relaciones normales con Estados Unidos".

Sudán del Sur ha sido el escenario de una guerra civil desde 2013, cuando se produjeron los primeros enfrentamientos entre las tropas leales a Kiir y los del exvicepresidente del país Riek Machar. Durante el conflicto han muerto decenas de miles de personas, un tercio del total de 12 millones de ciudadanos se ha visto obligado a dejar sus hogares y la producción de petróleo se ha reducido.

A principios de marzo, varios activistas acusaron al Ejecutivo de ceder parte de los beneficios de la petrolera estatal a las milicias responsables de ataques atroces a los civiles. Al anunciar las sanciones, el Departamento de Estado estadounidense manifestó que el Ejecutivo sursudanés y algunos altos cargos corruptos han usado dinero obtenido del petróleo para comprar armas y financiar a milicias.

Washington ya ha impuesto sanciones al Ejército sursudanés y a varios políticos. En enero, impuso un embargo de armas para tratar de reducir el flujo de armas al país, señalando que se había hartado de que las distintas facciones ignorasen los altos al fuego.

En 2017, el Gobierno sursudanés anunció sus planes de duplicar la producción de petróleo hasta llegar a los 290.000 barriles por día durante este año fiscal. Sudán del Sur es el país que tiene el grado de dependencia más grande del petróleo a nivel mundial. Según el Banco Mundial, el petróleo supone casi todas las exportaciones del país y casi el 60 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB).

El Ejecutivo ha declarado este jueves que potenciará las inversiones en el sector del petróleo. El ministro del Petróleo, Ezekiel Lol Gatkuoth, ha extendido un acuerdo de exploración y producción durante seis años con la empresa malasia Petronas.

El acuerdo cubre partes del yacimiento petrolífero Unity, zonas que han sido cerradas por el conflicto. El Ejecutivo ha subrayado que el acuerdo incluye un compromiso por parte de Petronas de continuar con las operaciones en un futuro cercano.