Sudán del Sur prohíbe a cerca de 20 periodistas extranjeros entrar y trabajar en el país

Publicado 08/06/2017 6:37:43CET

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán del Sur han anunciado este miércoles que prohíben a cerca de 20 periodistas extranjeros entrar y trabajar en el país por publicar "historias sin fundamento o irreales".

El director de la Autoridad de Medios, Elijah Alier, ha argumentado que la mayoría de los afectados han publicado informaciones que "tenían el potencial de incitar al odio o la violencia".

Asimismo, ha dicho que estos periodistas han escrito artículos que "insultan o degradan al país y a su pueblo", según ha informado la emisora local Eye Radio.

"Los asuntos que tienen que ver con el discurso de odio, la incitación a la violencia y la discriminación no son aceptables en nuestro marco legal. Algunos de estos periodistas ni siquiera han sido vistos en Sudán del Sur", ha manifestado.

"Informar sobre la situación humanitaria es una realidad. Esas informaciones están ayudando de alguna manera a Sudán del Sur, están informando al mundo y la comunidad de donantes", ha dicho, resaltando que las autoridades no tienen problema con que se informe sobre la situación del país.

Por su parte, el presidente del Departamento de Comunicaciones en el comité para el diálogo nacional, Alfred Taban, ha resaltado que la Autoridad de Medios no tiene derecho a prohibir la entrada al país a los periodistas.

"La ley sobre la Autoridad de Medios no da a este organismo el derecho a negar el visado a periodistas sobre el terreno si escriben artículos críticos con el Gobierno", ha manifestado.

Taban, quien es además presidente de la Asociación para el Desarrollo de los Medios de Sudán del Sur, ha acusado al organismo de sabotear el proceso de diálogo, resaltando que el presidente, Salva Kiir, había garantizado que los periodistas podrían trabajar con libertad.

Sudán del Sur es escenario de numerosos episodios de violencia desde su independencia en 2011, y atraviesa un pico de tensiones desde julio de 2016, cuando se retomaron los combates entre las fuerzas leales a Kiir y los combatientes leales al exvicepresiente y líder rebelde, Riek Machar.

Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones de la posibilidad de un genocidio en el país, debido al cariz étnico que parece estar tomando el conflicto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies