Sudán del Sur suspende por impago el servicio de una firma de telefonía móvil con 900.000 clientes

Publicado 28/03/2018 14:39:30CET

YUBA, 28 Mar. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Sudán del Sur han decidido suspender este miércoles el servicio de la compañía telefónica Vivacell, que cuenta con 900.000 abonados, por no haber pagado 66 millones de dólares en tasas de licencia.

Vivacell, que es propiedad del consorcio libanés Fattouch Investment Group, es una de las tres operadoras de teléfonos móviles en Sudán del Sur, junto a la sudafricana MTN y la kuwaití Zain.

La semana pasada, el Gobierno dio a la empresa siete días para cumplir una serie de normas y regulaciones y para pagar las tasas de licencia, bajo la advertencia de que si no abonaba las cantidades pendientes suspendería su servicio.

"No tienen licencia. Queremos que paguen un total de 66 millones de dólares por su licencia y hasta ahora no han pagado", ha afirmado el ministro de Información sursudanés, Michael Makuei Lueth, en declaraciones a Reuters a última hora del martes.

El tráfico internacional de llamadas ya fue suspendido la semana pasada, una decisión que provocó el malestar de los clientes de la empresa telefónica. "Es abrupto y ha provocado desorganización en mi empresa de comunicación. Estoy perdiendo el contacto (con el exterior) al cambiar a otra línea, lo que es muy doloroso", ha contado Jalid Ramadhan, un empresario de Yuba que importa teléfonos móviles y ordenadores de otras ciudades extranjeras como Dubái-

El director gerente de Vivacell, Jesus Antonio Ortiz Olivo, ha contado que varios responsables de su empresa han acudido al Ministerio de Información para intentar discutir con el ministro sobre la situación pero que el titular de la cartera se ha negado a recibirles.

"Todavía estamos trabajando en ello. No puedo decir nada en cuanto al cierre decidido por el honorable ministro", ha asegurado Ortiz Olivo, en declaraciones a Reuters. En la medianoche del martes al miércoles, la red de telefonía móvil de Vivacell se quedó sin señal, haciendo imposible realizar o recibir llamadas.

Vivacell tiene cerca de un tercio de los tres millones de líneas telefónicas que hay en Sudán del Sur, que lleva marcado por una guerra civil desde 2013. Algunos de sus consumidores están ya planeando cambiarse a otras compañías.

Un cliente de Vivacell que no ha querido que se hiciera pública su identidad ha dicho que lo más probable es que MTN sea la más beneficiada por la suspensión del servicio de Vivacell, que ha llevado a una saturación de la red. "Vivacell debería acelerar medidas para resolver las diferencias con el Gobierno por el bien de los clientes", ha señalado.