La derecha representada por la UDC parte hoy con ventaja en las elecciones federales

Actualizado 21/10/2007 11:06:58 CET

El discurso xenófobo de Christoph Blocher provoca el rechazo unánime del resto de los partidos políticos y grupos sociales

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Suiza está a punto de terminar una semana de "resaca" tras la campaña electoral que terminó el pasado domingo, una de las más intensas que ha conocido la política helvética en los últimos años. Ahora se espera el resultado de las elecciones federales de hoy, en las que que según los últimos sondeos de opinión la Unión Democrática de Centro (UDC) saldría vencedora, a pesar de una campaña catalogada de "xenófoba" que ha provocado un verdadero revuelo en el electorado suizo.

La UDC obtendría según los sondeos de opinión el 27% de los sufragios, seguido del partido socialista (22%) y de un fuerte avance de los Verdes.

Esta formación de derechas, propone la expulsión inmediata de aquellos inmigrantes que cometan delitos, así como otras peticiones consideradas xenófobas por el resto de las fuerzas políticas helvéticas. El momento de mayor tensión llegó cuando la UDC difundió carteles con propaganda donde llama a expulsar del país a las "ovejas negras", que serían los extranjeros.

Sus detractores se consideran dentro de ese grupo que el líder de la organización, Christoph Blocher, desea expulsar. En un ámbito internacional, para Blocher, la Unión Europea es una "construcción política fallida", donde el euro es una decisión equivocada que impide a los Estados europeos equilibrar su moneda.

AMOTINAMIENTO

El pasado sábado, barricadas improvisadas y decenas de manifestantes motivaron la intervención de la Policía en las calles cercanas al Palacio Federal en Berna. Fuerzas antidisturbios se vieron obligadas a contener a los manifestantes con gases lacrimógenos y balas de goma destinadas contra cientos de activistas de izquierdas concentrados para impedir el paso de la marcha convocada por la Unión Democrática de Centro. En total fueron detenidas 42 personas. Al menos 18 agentes de policía y tres manifestantes resultaron heridos en los enfrentamientos registrados en la capital suiza.

Por ello, los cerca de 5.000 seguidores de la UDC se vieron obligadas a modificar su ruta. No antes de que cientos de enmascarados atacaran las instalaciones levantadas ante el Parlamento suizo para el acto preelectoral de la Unión.

CONTRA EL RACISMO

La UDC terminó condenando los incidentes violentos por ser contrarios a la tradición democrática suiza. Sin embargo, su política se vio severamente rebatida en la celebración del 'Festival contra el Racismo' en Berna, al que acudieron unas 3.000 personas. El festival transcurrió sin incidentes. Aprovechando el clima, varios líderes políticos aprovecharon para criticar sin tapujos al partido de Blocher.

Así, el ministro Pascal Couchepin (Partido Radical) y el vice presidente de los Verdes, Ueili Leuenberger, estimaron que el clima violento y agresivo al que se ha llegado en la campaña electoral, es la consecuencia directa de la estrategia electoral escogida por la UDC.

Expertos en política, como el profesor Andreas Ladner, del Instituto de Altos Estudios de administración Pública de Lausana, advirtió ante un encuentro con periodistas de medios extranjeros que el sistema político helvético, basado en la concordancia, atravesaba una etapa de crisis. "Hay que relativizar los hechos si compara a otros países, pero tampoco hay que banalizar lo que está pasando", precisó, en declaraciones recogidas por 'Swiss Latin'.

SONDEOS INTERNOS

Si se toman en cuenta los pronósticos avanzados por los institutos de opinión, la UDC partiría con ventaja en las elecciones, sin desdeñar el avance del partido de los Verdes, que de producirse, este partido ecologista de izquierda podría aspirar a un puesto en el Consejo Federal.

Sin embargo, los diferentes sondeos no han tomado en cuenta la opinión de los 100.000 suizos del extranjero que se han inscrito para votar este domingo, votantes que representan un 5% de nuevos sufragios. Es un número importante, si se tiene en cuenta la todavía salvable diferencia porcentual de los partidos en el poder: entre el 27% (UDC) y 15% (PDC) Estos votos podrían resultar decisivos para las fuerzas políticas que habrán conseguido captar el voto de los expatriados.

CAMBIO DEL MAPA

De esta forma, el voto de los suizos del extranjero será decisivo en un posible cambio en la repartición de escaños en el Parlamento Federal. Con el 26,6% de los votos la UDC tiene 54 diputados, seguido del Partido Socialista 52 (con el 23,3% de los votos), el Partido Radical Democrático 36, Partido Demócrata Cristiano 28 y Verdes 12. Los partidos más pequeños se reparten los 18 escaños restantes de la cámara baja.

Dado el sistema de elección directa, el aumento o la disminución de 2 puntos en un partido influye en la cantidad de parlamentarios designados. De ahí la importancia del 5% que representa el voto de los extranjeros que, junto al porcentaje de abstencionistas (40%), constituyen las principales incógnitas de las elecciones del domingo.

El actual Consejo Federal se compone de dos ministros UDC, dos socialistas, dos radicales y uno del PDC. Los Verdes no tienen representantes en el gobierno, y esperan su oportunidad en los resultados de las elecciones de este fin de semana. En cuanto a candidatos suizos del extranjeros, los Verdes han presentado uno sólo, Raphael Thiémard, por el cantón de Friburgo, residente en Neufchateau, Bélgica. Los socialistas, ninguno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies