El Supremo admite a trámite el recurso de Trump contra la suspensión del veto migratorio

 

El Supremo admite a trámite el recurso de Trump contra la suspensión del veto migratorio

Contador
Tribunal Supremo de EEUU
JONATHAN ERNSTREUTERS
Actualizado 26/06/2017 20:31:20 CET

NUEVA YORK, 26 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo estadounidense ha anunciado este lunes que admite a trámite el recurso presentado por la Administración del presidente Donald Trump contra la suspensión judicial del veto migratorio impuesto por decreto a seis países de mayoría musulmana. Así, el Supremo restaura partes del veto migratorio y para refugiados, aunque en la práctica, las restricciones seguirán siendo similares puesto que podrá entrar en el país cualquiera con motivos laborales, familiares o de estudios.

"Accedemos a la petición del Gobierno de que se mantengan los requerimientos en la medida que estos requerimientos impiden la aplicación de" la orden ejecutiva de Trump "con respecto a los ciudadanos extranjeros que carecen de una relación 'bona fide' con personas o entidades de Estados Unidos".

La acción del Supremo, aprobada por unanimidad (9-0) especifica que el veto migratorio de Trump será efectivo excepto para las personas que tengan una relación 'bona fide' con el país, es decir, las que tengan algún vínculo con Estados Unidos a nivel familiar, laboral, educativo o de otro tipo.

En cuanto a la suspensión del programa de acogida de refugiados, los criterios serán similares. "La balanza se inclina a favor de la necesidad de la seguridad de la nación", señala el documento del Supremo.

La argumentación del caso comenzará el próximo mes de octubre, ya que la decisión de admitir a trámite el caso ha sido anunciada este lunes, último día del periodo de sesiones del tribunal. El documento está publicado aquí (https://www.supremecourt.gov/opinions/16pdf/16-1436_l6hc.pdf).

"CLARA VICTORIA" PARA TRUMP

Para Trump, esta decisión del Supremo es "una victoria muy clara para nuestra seguridad nacional". "Permite que se suspendan los viajes para los seis países con tendencia al terrorismo y que entre en vigor en su mayoría la suspensión del programa de refugiados", ha destacado Trump en un comunicado oficial.

"Como presidente no puedo permitir que entre en nuestro país gente que quiere hacernos daño. Quiero a gente que ame a Estados Unidos y a todos sus ciudadanos y que sea trabajadora y productiva", ha argumentado.

Para Trump, su principal responsabilidad "como comandante en jefe" es "mantener a los estadounidenses a salvo". "El dictamen de hoy me permite utilizar una importante herramienta para proteger a nuestra patria. Estoy especialmente satisfecho por que la decisión del tribunal haya sido 9-0", ha apostillado.

Este mismo lunes, el Departamento de Seguridad Interior ha anunciado que aplicará el veto migratorio de forma "profesional y clara". La primera orden ejecutiva fue aplicada de forma inmediata y sin previsión, por lo que generó el caos en los aeropuertos internacionales estadounidenses con viajeros que conocieron que no podrían entrar en el país cuando ya estaban en pleno vuelo.

"La aplicación de la Orden Ejecutiva se hará de forma profesional, clara y con la suficiente antelación, en particular en lo referente a los viajeros potencialmente afectados y en coordinación con otras instituciones y miembros de la industria del viaje", ha apuntado el Departamento de Seguridad Interior en un comunicado.

Mientras, desde Yemen, uno de los países afectados, el Gobierno ha expresado su "decepción" con la decisión del Supremo. "Creemos que no ayuda a luchar contra el terrorismo y el extremismo, sino que, al contrario, incrementa entre los ciudadanos de estos países el sentimiento de que son el enemigo", ha afirmado un responsable del Ministerio de Asuntos de los Expatriados yemení, Ahmed al Nasi.

Al Nasi ha recordado además que "Yemen es un socio activo de Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo" y participa en las operaciones conjuntas que se desarrollan dentro del propio país árabe.

VETO A LA INMIGRACIÓN PARA MEJORAR LA SEGURIDAD

La orden presidencial de Trump firmada en marzo prohibía durante 90 días la entrada a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana --Yemen, Sudán, Libia, Siria, Somalia e Irán-- por motivos de seguridad y suspendía el programa de acogida de refugiados durante 120 días, el periodo necesario, según la orden, para mejorar el sistema de vigilancia para evitar la infiltración de personas peligrosas.

Sin embargo, dos tribunales del circuito de apelaciones suspendieron las partes más importantes de la orden presidencial tras recursos presentados en de Hawái y Maryland y por eso la Casa Blanca ha apelado al Supremo.

Durante la campaña electoral, Trump destacó la importancia de impedir que la población musulmana tuviera acceso a Estados Unidos. Estas declaraciones han sido utilizadas para argumentar que se trata de un veto discriminatorio basado en motivos religiosos y, por tanto, inconstitucional.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies