El Supremo exige a la Fiscalía que investigue las escuchas del DAS a magistrados, periodistas y políticos

Actualizado 24/02/2009 14:50:19 CET

BOGOTÁ, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo colombiano ha exigido a la Fiscalía General que investigue las escuchas telefónicas ilegales supuestamente perpetradas por la agencia de Inteligencia, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), a distintos dirigentes políticos, periodistas y magistrados, las cuales calificó de "reprochables conductas realizadas con un designio criminal".

En un comunicado, la Corte Suprema de Justicia exigió a la Fiscalía General de la Nación que emita en breve los resultados de esta investigación, a fin de esclarecer quiénes han sido los responsables de estas interceptaciones ilegales.

"Dichas acciones delictivas, que coartan la independencia de la Corte Suprema, entorpecen el normal cumplimiento de sus funciones constitucionales como máximo tribunal de la justicia ordinaria, y quebrantan la libre expresión y el ejercicio de los derechos fundamentales de los colombianos", se lee en el comunicado.

Según el Supremo, las escuchas ilegales fueron perpetradas "con un designio criminal", y recordó que desde hace más de un año la propia Corte Suprema había denunciado públicamente situaciones similares. "Tales comportamientos punibles constituyen una degradación del Estado de Derecho", añadió.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, negó ayer que hubiera ordenado interceptar los teléfonos de estas "respetables" personas. "Jamás he dado ni una sola orden para que se vigile la vida privada de las personas. Soy un hombre leal, que juega limpio con sus opositores y no les hace trampa", aclaró en un comunicado a los medios.

El escándalo estalló la semana pasada cuando la revista colombiana 'Semana' publicó un reportaje en el que denunciaba que entre el 19 y el 21 de enero, funcionarios del DAS ordenaron la destrucción de decenas de documentos, varios CD, discos duros de ordenadores y varios archivos confidenciales que contenían información sobre llamadas telefónicas interceptadas. Entre las personas espiadas figuran el senador izquierdista Gustavo Petro y la dirigente liberal Piedad Córdoba, dos importantes adversarios políticos de Uribe.

PARAMILITARES Y ESPIONAJE

Desde 2002, tras el inicio del primer mandato de Uribe, el DAS ha sido objeto de numerosas acusaciones de complicidad con los grupos paramilitares de la extrema derecha y de espionaje a la oposición, según recordó hoy la agencia misionera de noticias MISNA.

El pasado mes de octubre, la entonces directora del organismo, María del Pilar Hurtado, se vio obligada a dimitir después de que se difundiera una nota interna en la que se ordenaba el seguimiento del senador Petro y de otros dirigentes del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA).

Asimismo, uno de sus predecesores, Jorge Noguera, promotor de la primera campaña electoral de Uribe, también se vio obligado a dejar el cargo y actualmente se encuentra encarcelado después de que el DAS fuese acusado de facilitar a los paramilitares de la zona caribeña los nombres de sindicalistas que debían ser asesinados por sus supuestos vínculos con las guerrillas izquierdistas.