El Supremo niega un recurso de amparo para reactivar el revocatorio contra Maduro

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El Supremo niega un recurso de amparo para reactivar el revocatorio contra Maduro

Manifestación a favor del revocatorio contra Maduro
REUTERS
Publicado 11/11/2016 16:51:38CET

CARACAS, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ha negado el recurso de amparo constitucional con el que la Mesa de Unidad Democrática (MUD) pretendía reactivar el referéndum para revocar el mandato presidencial de Nicolás Maduro.

La Sala Electoral ha rechazado el recurso presentado por el abogado Julio Alejandro Pérez Graterol, en el que solicita amparo por considerar que con la suspensión del referéndum "se cercenan, soslayan e impiden los derechos y las libertades constitucionales a elegir y revocar cargos de elección popular: un Derecho Humano fundamental".

Como medida cautelar pide que el Consejo Nacional Electoral (CNE) reanude la segunda fase del referéndum, en la que se prevé la recogida de las firmas y las huellas dactilares de al menos el 20 por ciento de los votantes venezolanos, que estaba programada para el 26, 27 y 28 de octubre.

La Sala Electoral, sin entrar en el fondo de la cuestión, ha considerado inadmisibles el recurso y la medida cautelar porque hay una "inepta acumulación de las acciones", ya que Pérez Graterol señala a varios culpables --CNE y tribunales-- y diversos daños.

"El accionante debió interponer sus pretensiones de amparo de forma independiente y por separado, según los sujetos presuntamente agraviantes y los hechos y actuaciones supuestamente lesivas de derechos constitucionales", ha dictado.

REFERÉNDUM REVOCATORIO

El pasado 1 de agosto el CNE anunció, después de varios meses de espera, que, de las 400.000 firmas entregadas por la MUD para activar el revocatorio, el 98 por ciento son válidas, --frente a las 200.000 necesarias--, por lo que dio por concluida la primera etapa.

El CNE apuntó a octubre como fecha para que diera comienzo la segunda fase, en la que la MUD debe recabar las firmas y huellas dactilares del 20 por ciento de los votantes registrados --unos cuatro millones de venezolanos-- en el plazo máximo de tres días.

Varios tribunales venezolanos anularon la recogida de firmas para la primera fase por supuestas irregularidades y, en consecuencia, el CNE pospuso 'sine die' la celebración de la segunda etapa, lo que ha desatado la ira de la MUD.

En la tercera y última fase, para que el mandato presidencial llegue a su fin, deben votar a favor un número igual o superior de electores a los que apoyaron la elección, en el caso de Maduro 7,5 millones, con una participación mínima del 25 por ciento, unos 4,8 millones.

La MUD ha protagonizado multitudinarias protestas para aumentar la presión sobre el CNE porque si el referéndum se convoca después del 10 de enero, aunque Maduro sea cesado en las urnas no habrá elecciones anticipadas, sino que el vicepresidente, Aristóbulo Istúriz, gobernará hasta 2019.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies