El Supremo de Pakistán falla que el ex primer ministro Nawaz Sharif no puede ser líder del partido PLM-N

Nawaz Sharif
REUTERS / FAISAL MAHMOOD
Publicado 22/02/2018 7:19:28CET

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Pakistán ha fallado este miércoles que el ex primer ministro Nawaz Sharif no puede ser líder del partido Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PLM-N) debido a que fue apartado de la política por el escándalo de los 'Papeles de Panamá'.

El fallo implica que todas las decisiones adoptadas por Sharif al frente de la formación desde que fue apartado del cargo de primer ministro en julio de 2017 son inválidas, según ha informado la cadena de televisión local Geo TV.

La decisión ha sido adoptada a raíz de las demandas contra el Acta Electoral de 2017, aprobada en el Parlamento para permitir que Sharif retomara sus funciones al frente del PLM-N tras su cese.

Así, el Supremo ha argumentado que una persona descalificada a través de los artículos 62 y 63 de la Constitución no puede firmar documentos o nombrar a personas para las cámaras del Parlamento.

Tras la decisión, la comisión electoral ha eliminado el nombre de Sharif como presidente del PLM-N --cargo para el que volvió a ser elegido en octubre--, dejando el puesto vacante.

Sardar Muhamad Yaqub Jan Nasar ocupó el cargo de forma interina desde el cese de Sharif como primer ministro hasta la aprobación del Acta Electoral, si bien no está claro qué hará la formación en este caso.

El propio Sharif ha criticado el fallo, resaltando que está dirigido contra su persona. "Primero paralizaron el Ejecutivo y le quitaron su autoridad. Ahora, han hecho lo mismo con el Parlamento", ha subrayado.

Los 'Papeles de Panamá' desvelaron que los tres hijos de Shafif --Maryam, Hasán y Hussain-- eran "propietarios o tenían el derecho de autorizar transacciones por varias compañías offshore".

En concreto, se descubrió que al menos ocho empresas de este tipo tenían relación con la familia Sharif. Con domicilio en las Islas Vírgenes, las empresas fueron usadas para comprar propiedades en Londres.

El ex primer ministro ha negado en todo momento haber actuado de forma indebida, si bien el Supremo acabó ordenando su cese una vez concluidas las investigaciones en torno al caso.