El Supremo ruandés eleva a 15 años de cárcel la pena contra la opositora Victoire Ingabire

 

El Supremo ruandés eleva a 15 años de cárcel la pena contra la opositora Victoire Ingabire

Actualizado 17/12/2013 22:41:30 CET

NAIROBI, 13 Dic. (Reuters/EP) -

El Tribunal Supremo de Ruanda ha ampliado la pena de cárcel dictada contra la opositora Victoire Ingabire hasta los 15 años frente a los ocho iniciales después de que ésta tratara de que se viera revocada su condena inicial por intentar debilitar al estado y minimizar el genocidio de 1994.

Los grupos de defensa de los Derechos Humanos han calificado el juicio contra Ingabire de defectuoso. Human Rights Watch ha indicado que algunos de los cargos presentados en su contra estaban políticamente motivados y el proceso planteaba dudas sobre la independencia del sistema judicial. Ruanda ha rechazado estas críticas.

"Puedo confirmar que la sentencia ha sido incrementada a 15 años", ha indicado Iain Edwards, uno de los abogados de Ingabire, a Reuters por teléfono.

Ingabire, que fue encarcelada el año pasado, regresó a Ruanda en enero de 2010 del exilio en Países Bajos para presentarse a las elecciones presidenciales pero le impidieron presentarse tras ser acusada de delitos vinculados con la negación del genocidio.

El presidente ruandés, Paul Kagame, que ganó la votación en 2010 de forma aplastante, ha conseguido el beneplácito internacional, pero sus detractores le acusan de ser autoritario y de pisotear a los medios y las libertades políticas, algo que él niega.

"Ha sido el Tribunal Supremo, así que en lo que respecta a Ruanda, las apelaciones terminan aquí", ha explicado Edwards. Según el abogado, existe la posibilidad de llevar el caso al Tribunal Africano sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos, con sede en Tanzania, pero esto dependería de un análisis exhaustifvo de la sentencia.

CONDENA DE 8 AÑOS

Ingabire, líder del partido no registrado FDU-Inkingi, fue condenada a 8 años de cárcel el año pasado por conspiración para formar un grupo armado para debilitar al Gobierno y por tratar de minimizar el genocidio.

Según Edwards, ambas condenas se han mantenido, mientras que este viernes también ha sido declarada culpable de difundir rumores falsos con el fin de incitar a un alzamiento popular contra el Estado. La opositora había sido inicialmente absuelta de dicho cargo.

Ingabire, que negaba los cargos, había apelado por varios motivos, alegando arbitrariedad en el proceso y de aplicación indebida de la ley. La acusación, por su parte, había solicitado una sentencia más dura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies