El Supremo de Suiza falla que los restos del derrocado rey de Burundi Mwambutsa IV deben permanecer en el país

Publicado 03/05/2017 5:17:43CET

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Suiza ha puesto este martes punto y final a la disputa legal sobre los restos del derrocado rey de Burundi Mwambutsa IV, fallecido hace 40 años en Ginebra, al fallar que sus restos deben permanecer en Suiza.

El tribunal ha ordenado que los restos del derrocado monarca sean enterrados nuevamente en un cementerio de la localidad de Ginebra, y no repatriados al país africano, según ha recogido el portal local de noticias Swiss Info.

El fallo desestima así la apelación presentada por la hija de Mwambutsa IV y confirma la decisión emitida en noviembre por el Tribunal de Justicia de Ginebra, que se pronunció a favor de la nieta del monarca, que se oponía a la repatriación de sus restos.

La hija del rey, que contaba con el apoyo del Gobierno burundés, quería repatriar sus restos para celebrar un funeral de Estado. Mwabutsa IV fue desenterrado en 2012 y su cuerpo permanece desde entonces en una morgue de la ciudad suiza.

Mwambutsa IV accedió al trono en 1915, cuando tenía tres años, tras el fallecimiento de su padre, Mutaga IV, y fue investido tras el fin de la regencia en 1929.

Durante su reinado vio cómo el control del país pasaba de Alemania a Bélgica tras la Primera Guerra Mundial, así como la independencia de Burundi el 1 de julio de 1962. Finalmente, huyó del país en octubre de 1965 tras un golpe de Estado encabezado por los hutu y murió en Suiza en 1977.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies