La supresión del Ministerio de Asuntos de los Prisioneros, último obstáculo al gobierno de unidad palestino

Actualizado 02/06/2014 12:17:49 CET

CIUDAD DE GAZA, 2 Jun. (Reuters/EP) -  

   La formación de un gobierno de unidad palestino se enfrenta este lunes a un último obstáculo, que podría impedir el esperado acuerdo de reconciliación entre el presidente palestino, Mahmud Abbas, y el grupo islamista Hamás.

   Abbas tenía previsto tomar juramento al nuevo gabinete este lunes en una ceremonia que los palestinos esperaban que supusiera el fin de años de disputas entre Hamás, que controla Gaza, y el movimiento Al Fatá de Abbas que controla Cisjordania.

   Sin embargo, Hamás ha anunciado que no apoyará el gobierno por la decisión de Abbas de suprimir el Ministerio de Asuntos de los Prisioneros y reemplazarlo por un comité que estará fuera del control del gabinete.

   El ministro de los Prisioneros se encarga de los palestinos encarcelados en Israel. Los palestinos consideran a los detenidos como luchadores de la libertad mientras que Israel denuncia que son terroristas.

   "No y mil veces no. ¿Cómo podríamos abandonar a aquellos que se han pasado buena parte de su vida (en prisión) por el bien de Dios?", ha subrayado el ministro del Interior de Hamás, Fathy Hammad, durante una concentración en Gaza que se esperaba fuera para celebrar el nuevo gobierno.

   Fuentes próximas a Abbas han dicho que la nueva administración, compuesta por tecnócratas y académicos cuyos nombres habían sido aprobados previamente por Hamás, prestarán juramento a las 13:00 horas (12:00 hora española) independientemente de la última disputa.

   Hamás ha dicho que no reconocería a este órgano, por lo que el acuerdo de unidad podría desmoronarse antes de ponerse en práctica. Un responsable palestino ha dicho que Abbas quiere cerrar el Ministerio para garantizar la continuación de los fondos occidentales para el Gobierno, ya que algunos donantes internacionales han dicho que no apoyarían a una administración que financie a palestinos encarcelados en Israel.

   El Gobierno palestino paga mensualmente salarios a las familias de los prisioneros. Israel considera que esto alienta los ataques contra sus fuerzas de seguridad y civiles, y ha condenado a los donantes cuya ayuda sirve para cubrir tales pagos.

   Israel ha instado tanto a Estados Unidos como a Europa a no aceptar el gobierno de unidad apoyado por Hamás, que no reconoce el derecho de Israel a existir y no ha renunciado a la violencia, independientemente de si se mantiene el Ministerio de Prisioneros.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies