Suu Kyi afirma que, con el apoyo de EEUU, Birmania hará "el camino hacia la democracia"

 

Suu Kyi afirma que, con el apoyo de EEUU, Birmania hará "el camino hacia la democracia"

Hillary Clinton Y Suu Kyi
REUTERS
Actualizado 02/12/2011 14:30:58 CET

RANGÚN, 2 Dic. (Reuters/EP) -

La líder opositora birmana Aung San Suu Kyi ha dicho este viernes, tras reunirse con la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, que está "segura" de que, con el apoyo de Washington, Birmania podrá avanzar en "el camino hacia la democracia".

Durante la visita de Clinton a Birmania, el nuevo gobierno civil de este país asiático se ha comprometido a seguir emprendiendo reformas y a abrirse más a la comunidad internacional.

La secretaria de Estado cenó el jueves con Suu Kyi, galardonada con el Premio Nobel de la Paz, y este viernes la ha visitado en su casa, donde pasó varios años bajo arresto domiciliario, hasta que, el pasado noviembre, recuperó la libertad.

"Estoy segura de que si avanzamos juntos, no habrá vuelta atrás en el camino hacia la democracia. Aún no hemos tomado ese camino, pero espero que lo hagamos lo antes posible junto a nuestros amigos", ha declarado la líder opositora.

SANCIONES

Ninguna de las dos ha mencionado las sanciones que Estados Unidos impuso a Birmania por los abusos de los Derechos Humanos y la supresión de la democracia por parte de las autoridades. Pero Clinton ha dicho luego en una rueda de prensa que esas restricciones podrían eliminarse si las reformas continúan.

"Si hay progresos suficientes, obviamente, nos plantearemos levantar las sanciones. Pero, como he dicho anteriormente, todavía estamos en la primera fase de este diálogo", ha explicado.

La secretaria de Estado ha reconocido que si se retirasen las sanciones, la economía birmana se vería beneficiada, pero ha añadido que Estados Unidos tiene que asegurarse de que se están realizando cambios reales.

"Tienen que emprender algunas reformas económicas, además de las políticas, para que esos beneficios lleguen a un gran número de personas, no solo a unas pocas", ha subrayado.

Clinton ha elogiado en varias ocasiones al nuevo gobierno birmano, apoyado por el Ejército, por llevar a cabo reformas tras las elecciones del pasado noviembre, que pusieron fin a un régimen militar instaurado hacía unas cinco décadas. El Ejecutivo ha tomado medidas para ampliar la participación política, ha liberado a algunos presos políticos y ha aumentado progresivamente la libertad de expresión y de reunión.

Suu Kyi ha señalado que Birmania necesita ayuda en los ámbitos de la educación y la sanidad y para reforzar el Estado de Derecho y ha agradecido el apoyo de Estados Unidos en las misiones de evaluación del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar a establecer las prioridades de un país cuya economía depende cada vez más de China. "Tenemos que ver cuáles son nuestras necesidades principales", ha dicho.

La secretaria de Estado ha asegurado que Washington hará todo lo que pueda para ayudar a Birmania y, concretamente, respaldará varios programas para ayudar a las víctimas de las minas antipersona y proyectos de microfinanzas y atención médica.

Estados Unidos destinará a ello 1,2 millones de dólares, que se sumarán a los 40 millones que ya proporciona a Birmania cada año en concepto de ayuda.

PRESOS POLÍTICOS

Suu Kyi y Clinton han recalcado que los dirigentes birmanos --muchos de los cuales antes eran militares-- deben abordar la cuestión de los presos políticos, que, según la jefa de la diplomacia estadounidense, son más de 1.000. El pasado octubre fueron liberados unos 230.

"Todos los que están en prisión deben ser liberados y tenemos que asegurarnos de que no se arresta a nadie más", ha afirmado la premio Nobel de la Paz.

Durante su visita, Clinton se ha reunido con representantes de grupos étnicos minoritarios, algunos de los cuales llevan varias décadas en guerra con el Estado y de organizaciones de la sociedad civil. Clinton y Suu Kyi han pedido el fin de los conflictos entre el Ejército y los grupos guerrilleros.

Según fuentes oficiales estadounidenses, con esos encuentros se quería dejar claro que el acercamiento de Washington al Gobierno birmano no significa que vaya a dejar de presionarlo para que respete los Derechos Humanos y las libertades políticas.

Tras reunirse este jueves con el presidente birmano, Thein Sein, la secretaria de Estado anunció una serie de medidas para mejorar las relaciones bilaterales, entre ellas el apoyo de Estados Unidos a las misiones de evaluación del FMI y el BM y una mayor contribución a los programas de ayuda de la ONU. Asimismo, indicó que Estados Unidos considerará la posibilidad de volver a enviar un embajador e Birmania.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies