Tailandia legalizará el aborto hasta las 24 semanas en caso de anomalía vinculada al zika

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Tailandia legalizará el aborto hasta las 24 semanas en caso de anomalía vinculada al zika

Zika
REUTERS
Publicado 06/10/2016 19:55:19CET

BANGKOK, 6 Oct. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Tailandia han anunciado este jueves que el Gobierno legalizará el aborto y ampliará a 24 semanas el límite legal para realizarlo en aquellos casos en los que se detecten malformaciones y anomalías vinculadas al virus del zika.

Las autoridades confirmaron recientemente que se habían registrado en el país dos casos de microcefalia, una anomalía caracterizada por el insuficiente desarrollo del cráneo, relacionada con el virus del zika, lo que supone el primer caso detectado en el sureste asiático.

"La dificultad del zika es determinar la microcefalia. Es algo que se detecta durante los últimos meses de embarazo", ha indicado el presidente del Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Tailandia, Pisek Lumpikanon.

"Los abortos médicos legales se podrán hacer hasta las 24 semanas. El motivo es que después de ese periodo el bebé tiene grandes posibilidades de sobrevivir", ha añadido. El aborto es ilegal en Tailandia excepto en casos de violación o riesgo de muerte para las gestantes, que deben someterse a la intervención antes de las 12 semanas de gestación.

No existen pruebas específicas para determinar si los nonatos nacerán con anomalías, pero las evaluaciones mediante ultrasonido pueden identificar las malformaciones a partir del tercer mes de embarazo, según ha explicado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las autoridades de Tailandia han informado de que están considerando realizar pruebas para la detección del zika a todas las mujeres embarazadas del país, donde se han detectado desde enero 349 casos, lo que incluye a 39 mujeres embarazadas. En Singapur se han registrado unos 393 pacientes infectados por el virus, 16 de ellos mujeres gestantes.

El aborto es considerado un pecado por el budismo, una religión que es practicada en el país por un 95 por ciento de la población. "Es posible que algunos médicos se nieguen a llevar a cabo la intervención. El budismo no afectará a la ley, pero puede que muchos se nieguen a hacerlo", ha aseverado Pisek.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies