Talabani y Al Maliki anuncian una nueva alianza de chiíes y kurdos a la que los suníes no se han querido unir

Actualizado 16/08/2007 15:18:29 CET

BAGDAD, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente iraquí, Yalal Talabani, y el primer ministro, Nuri al Maliki, anunciaron hoy una nueva alianza de chiíes y kurdos para la formación de un nuevo Gobierno y a la que los suníes moderados no se han querido unir, aunque tienen las puertas abiertas.

Según afirmó Al Maliki, de confesión chií, este acuerdo es el primer paso para desbloquear el estancamiento en que se halla la política iraquí y más concretamente el Gobierno que lidera desde mayo de 2006.

El anuncio de la nueva alianza se produce tres días después de intensas negociaciones en la capital, Bagdad, pero resulta decepcionante, ya que no incluye al todavía vicepresidente Tariq al Hashemi, de confesión suní, y su moderado Partido Islámico Iraquí.

Durante el anuncio del acuerdo, Talabani y Al Maliki estuvieron flanqueados por el líder de la región autónoma del Kurdistán (en el norte del país), Masoud Barzani, y por el vicepresidente chií Adel Abdul Mahdi.

"PUERTA ABIERTA" PARA LOS SUNÍES

Los cuatro firmaron un documento de tres páginas con el que, según indicaron, se aseguran la mayoría de los 275 miembros del Parlamento para permitir que esta alianza salga adelante.

Talabani, de confesión kurda, informó que el suní Al Hashemi rechazó la invitación a formar parte de la nueva agrupación, pero recordó que "la puerta todavía está abierta para ellos y son bienvenidos en cualquier momento".

Al Maliki también mencionó al Frente Suní para el Acuerdo, que incluye a la formación política de Al Hashemi, para que vuelva al Gobierno y así cerrar la herida que dejó la salida del gabinete de cinco ministro suníes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies