Los talibán afganos solicitan la reinstauración en su cargo de Mursi y critican duramente al Ejército

Actualizado 15/07/2013 9:37:10 CET

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los talibán afganos han solicitado este domingo la reinstauración en su cargo del expresidente egipcio Mohamed Mursi, derrocado a principios de mes tras el anuncio del Ejército de suspender la Constitución y poner al Tribunal Constitucional al frente de la Presidencia, y ha criticado duramente a las Fuerzas Armadas por sus acciones en las últimas semanas.

En su comunicado, los talibán han indicado que el golpe de Estado contra Mursi estuvo basado en "instigaciones extranjeras" y han condenado que las nuevas autoridades "hayan llenado las cárceles con miembros del Gobierno legítimo del país".

"Han perseguido a los líderes de los partidos islamistas, especialmente a los pertenecientes al Partido Libertad y Justicia (PLJ) --vinculado a Hermanos Musulmanes--", han dicho, antes de criticar duramente el asesinato de más de 50 personas durante una carga militar contra una manifestación en apoyo al exmandatario frente al cuartel general de la Guardia Republicana.

"En lugar de respaldar al presidente electo y al Gobierno legítimo y apartar a los anarquistas, el Ejército extendió su apoyo a los seculares y liberales y describió su golpe de Estado como un levantamiento", han manifestado.

Asimismo, han acusado al Ejército de "involucrar a dignatarios como el imán de la Universidad de Al Azhar --la institución suní más importante del mundo--, Ahmad al Tayyeb". "Así, debilitó el estatus legal, social e islámico de Al Azhar, especialmente en el mundo árab", han argumentado, antes de solicitar a Al Tayyeb que "se arrepienta".

Los talibán han cargado también contra los países occidentales, de los que han dicho que "consideran la democracia como un gran éxito de sus sistemas, pese a lo que no han derramado lágrimas ante el funeral de las aspiraciones de la nación egipcia". "Por contra, describieron el golpe de Estado como una opción inevitable", han añadido.

"Si miramos un poco hacia atrás, vemos que en Argelia los partidos islamistas lograron una inmensa mayoría en las elecciones, pero en lugar de entregársele el Gobierno fueron encarcelados", han recordado, en referencia a los sucesos que desencadenaron en 1991 la guerra civil tras la cancelación de las elecciones tras la victoria en las municipales del Frente Islámico de Salvación (FIS).

"En Palestina, cuando el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ganó las elecciones, nadie lo reconoció oficialmente y se acusó al grupo de radicalismo", han sostenido. "Ahora, en Egipto, el PLJ ganó las elecciones pero no se le ha dado la oportunidad de acabar su mandato", han agregado.

Así, los talibán han remachado que "el derrocamiento de un Gobierno electo y la reacción de la comunidad internacional muestra explícitamente que el eslogan de la democracia y las elecciones no es más que propaganda utilizada cuando aquellos que representan los objetivos occidentales llegan al poder".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies