Los talibán prometen a los afganos "un futuro brillante" si los "invasores" abandonan el país

Mercado en Kabul
REUTERS / OMAR SOBHANI
Publicado 13/06/2018 15:15:53CET

KABUL, 13 Jun. (Reuters/EP) -

Los talibán han instado a los "invasores" estadounidenses a abandonar Afganistán coincidiendo con el final del mes sagrado del Ramadán y han asegurado a la ciudadanía que, una vez que se hayan ido las tropas extranjeras, al país le espera un "futuro brillante".

Los talibán, que anunciaron un alto el fuego de tres días del que se han desmarcado a las fuerzas extranjeras, han intensificado sus mensajes contra Estados Unidos, que "no han desistido de la brutalidad y la severidad al perseguir la dominación de la nación" afgana.

"Bombardean nuestros pueblos, ciudades, mezquitas, madrasas y otros lugares, asesinan a civiles inocentes, fuerzan su desplazamiento y atormentan a miles de afganos con inimaginables torturas en prisión", ha denunciado en un comunicado un líder insurgente, Haibatulá Ajunzada.

"Si las autoridades estadounidenses creen verdaderamente en un final pacífico para el enredo afgano, deben presentarse en la mesa de negociación", ha añadido Ajunzadam, que pronostica "un futuro brillante" con "paz y prosperidad" una vez se haya pasado página al actual escenario.

Un portavoz de la operación de la OTAN, Martin O'Donnell, ha respondido a este mensaje emplazando a los talibán a respetar el alto el fuego, con el objetivo de que dicha pausa "lleve al diálogo y a un avance en materia de reconciliación". "Considerando que más del 90 por ciento de las víctimas en ataques de talibán este año son civiles y que fueron más del 80 por ciento en 2017 y del 60 por ciento en 2016, la paz en Afganistán es necesaria", ha añadido.

Ajunzada ha presumido de que, en las zonas controladas por los talibán, existe una "paz ejemplar". Los analistas sí que han admitido de que las normas sociales son más laxas que durante la etapa en que estos radicales dominaron el Gobierno, de tal forma que se permiten la música y la televisión, las niñas pueden ir a clase hasta los once años y las normas de vestimenta para las mujeres no son tan estrictas.