Tanzania se marca el objetivo de los dos millones de turistas para 2017

 

Tanzania se marca el objetivo de los dos millones de turistas para 2017

Cebras en el Parque Nacional del Serengueti (Tanzania)
TWITTER / @TZTOURISTBOARD
Actualizado 06/07/2015 2:02:14 CET

La inseguridad de Kenia empuja a los extranjeros hacia el país vecino, que trabaja a marchas forzadas para mejorar su industria

DAR ES SALAAM, 31 Ago. (Reuters/EP) -

La creciente inseguridad de Kenia ha dejado a Tanzania como uno de los países más pujantes en materia turística de la zona oriental de África y, después de traspasar en 2013 la barrera simbólica del millón de extranjeros, el Gobierno tanzano quiere ahora superar la de los dos millones en el año 2017.

El año 2012 fue el del despegue de Tanzania como motor turístico. Gracias a una subida interanual del 24 por ciento en la llegada de extranjeros, superó por primera vez el listón del millón, en su mayoría procedentes de Reino Unido, Alemania, Estados Unidos e Italia.

Un año más tarde, la tendencia se mantuvo aunque fue menor, con un aumento del 1,7 por ciento. El turismo supuso ese año en Tanzania unos ingresos aproximados de 1.850 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros), cifra que previsiblemente aumentará cuando se cierren las cuentas de 2014.

El sector da trabajo a una tercera parte de la población activa del país y supuso en 2012 en torno al 13 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB).

Simbólicamente, Kenia es el objetivo a batir. Los ataques cometidos en territorio keniano por milicianos islamistas, que han llegado a afectar a extranjeros y núcleos turísticos, se han dejado notar en las estadísticas de este potente sector.

En 2011, Kenia tocó su techo con 1,8 millones de visitantes, pero el año pasado ya registró 1,5 millones. En el primer trimestre de 2014, el número de turistas que visitaron Kenia cayó un 4 por ciento y algunas fuentes autorizadas del sector han admitido que las cifras son todavía peores a las que apunta el Gobierno.

La directora en funciones de la Oficina de Turismo de Tanzania, Devota Mdachi, ha asegurado en una entrevista a Reuters que su meta es "llegar a los dos millones de turistas en 2017. "Con más aerolíneas internacionales volando a Tanzania, una infraestructura mejorada, mayor inversión en turismo y márketing, podemos alcanzar ese objetivo", ha destacado.

CONEXIONES INTERNACIONALES

En contra de Tanzania y a favor de Kenia sigue jugando el hecho de que este último país sigue contando con una industria más desarrollada y con mejores combinaciones de vuelo con mercados clave como Europa o Estados Unidos.

La responsable de la Asociación de Hoteles de Tanzania, Lathifa Sykes, ha admitido que los problemas de seguridad en suelo keniano también se están notando en el país vecino, toda vez que "entre el 30 y el 40 por ciento de los turistas que visitan Tanzania llegan por Kenia".

Sykes también ha apuntado que la complejidad del régimen fiscal, la falta de infraestructuras y las deficiencias en las relaciones públicas continúan lastrando a Tanzania como potencia turística. En este sentido, ha subrayado que si el Gobierno colaborase más con el sector privado las tasas de crecimiento interanuales podrían dispararse al 20 por ciento.

Además de la gran variedad de parques naturales que tiene la Tanzania continental, las islas situadas frente a sus costas son también destino de miles de extranjeros que buscan un entorno paradisiaco.

La región semiautónoma de Zanzíbar, sin embargo, sigue experimentando problemas esporádicos en materia de seguridad. Durante el último año, se han registrado ataques contra mezquitas, iglesias y restaurantes, así como agresiones con ácido contra un clérigo católico y dos adolescentes británicas.

A pesar de las subyacentes tensiones interreligiosas, un touroperador local ha reconocido que notan un aumento del turismo gracias a la mayor inseguridad de Kenia. Así, "muchos turistas que han cancelado sus viajes a Mombasa eligen ahora Zanzíbar".

ÉBOLA

El brote de ébola que afecta a África Occidental y que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha matado a más de 1.500 personas ha provocado un pánico generalizado en todo el continente, no tanto entre las autoridades locales como entre países y firmas extranjeres que temen una mayor expansión del virus.

La responsable de la Oficina de Turismo de Tanzania ha recordado que "la enfermedad no ha entrado en Tanzania" y ha asegurado que, por el momento, no se están registrando "cancelaciones". Las aerolíneas, ha añadido, siguen llenando sus vuelos con rumbo al exótico país africano.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies