El TEDH condena a Rusia por no impedir la matanza de Beslán y por un empleo excesivo de la fuerza

 

El TEDH condena a Rusia por no impedir la matanza de Beslán y por un empleo excesivo de la fuerza

Ceremonia fúnebre en memoria de las víctimas de la matanza de Beslán
KAZBEK BASAYEV/REUTERS
Publicado 13/04/2017 13:17:47CET

Critica que la investigación rusa no haya determinado si el uso de la fuerza estuvo "justificado" o no El asalto terminó con más de 300 muertos tras la intervención de las fuerzas de seguridad rusas

ESTRASBURGO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado a Rusia por no haber hecho lo suficiente para impedir la matanza de Beslán --un ataque terrorista que acabó con un asalto y que se saldó con más de 330 muertos en septiembre de 2004-- y por la excesiva fuerza letal empleada por los agentes para acabar con el secuestro del centro educativo.

En su sentencia, el tribunal condena al Gobierno ruso a indemnizar con 2,95 millones de euros a las víctimas y sus familiares y establece que el Gobierno ruso falló al no adoptar medidas de prevención para impedir ese ataque, toda vez que las autoridades tenían "suficiente información específica" que indicaba que se planeaba un ataque terrorista contra una institución educativa.

"No se había hecho lo suficiente para impedir que los terroristas se reunieran y se prepararan; se dieron insuficientes pasos para impedir que se desplazaran el día del ataque; la seguridad en la escuela no se había reforzado y ni la escuela ni el público habían sido alertados sobre la amenaza", ha explicado el TEDH, en un comunicado.

Por unanimidad, los miembros del tribunal ha concluido que Rusia incumplió las obligaciones del artículo 2 de la Convención Europea de Derechos Humanos porque la investigación sobre el atentado "no ha podido llevar a determinar si la fuerza empleada por los agentes estatales estuvo o no justificada en esas circunstancias".

"GRAVES FALLOS" EN LA INTERVENCIÓN DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD

Además, el tribunal también ha concluido que hubo "graves fallos" del Gobierno ruso a la hora de "planear y controlar" la operación de las fuerzas de seguridad que puso fin al ataque terrorista, que terminó con 330 muertos, unos 180 de ellos estudiantes.

En opinión de la corte, la estructura de mando de la operación de las fuerzas de seguridad rusas se caracterizó por "una falta de un liderazgo formal", lo que conllevó "graves errores" en "la toma de decisiones y en la coordinación" entre las fuerzas desplegadas para poner fin al ataque.

En su fallo, el TEDH condena a Rusia por el empleo que realizó de la "fuerza letal" para poner fin al asalto terrorista. "Con la ausencia de unas reglas legales adecuadas, armas potentes como los cañones de carros de combate, lanzagranadas y lanzallamas se emplearon en la escuela", ha señalado.

Ese empleo de la fuerza letal, en opinión de la corte, contribuyó a elevar el número de muertos en el asalto para poner fin al ataque, incumpliendo el principio de la Convención Europea de Derechos Humanos que establece que la fuerza letal no debe usarse "más de lo absolutamente necesario".

La corte con sede en Estrasburgo condena al Gobierno ruso a pagar a los denunciantes 2,95 millones de euros en concepto de daños no pecuniarios y 88.000 euros en concepto de costas judiciales.

Por último, el TEDH ha dicho que Rusia tendrá que tener en cuenta el contenido de esta sentencia y sus recomendaciones a la ahora de adoptar decisiones en las investigaciones todavía no concluidas sobre la matanza de Beslán.

En septiembre de 2004, un comando de terroristas fuertemente armados secuestraron en una escuela de Beslán, en Osetia del Norte (Rusia), a un millar de personas, en su mayoría niños. El asalto terminó con una intervención de las fuerzas de seguridad rusa que se saldó con más de 330 muertos y más de 750 heridos.

El TEDH ha adoptado esta sentencia por la denuncia presentada contra el Gobierno ruso por 409 ciudadanos rusos que sufrieron directamente el secuestro o que perdieron a familiares en la matanza de la escuela de Beslán.

EL GOBIERNO RUSO ANUNCIA QUE RECURRIRÁ

Tras conocer la sentencia de Estrasburgo, el Ministerio de Justicia ruso ha anunciado que presentará recurso ante el TEDH por la sentencia.
"La resolución correspondiente del Tribunal Europeo no ha entrado en vigor y será recurrida dentro del plazo de tres meses establecido por la Convención", ha afirmado el Ministerio, en un comunicado publicado en su página web.

Por su parte, la Presidencia de Rusia ha asegurado que el fallo de Estrasburgo es "inaceptable" y ha avanzado que se tomarán las medidas legales necesarias. "Se emprenderán las acciones legales necesarias tras esta decisión", ha asegurado Dimitri Peskov, portavoz de la Presidencia rusa, según informa RIA Nóvosti.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies