Teherán: las pruebas presentadas por la AIEA son un trabajo "lamentable"

Actualizado 12/11/2011 9:48:31 CET

VIENA, 12 Nov. (Reuters/EP) -

El enviado de Irán ante la Agencia Internacional de la Energía Nuclear (AIEA), Alí Asghar Soltanieh, ha afirmado este viernes que las cartas y las imágenes por satélite publicadas por la agencia como parte de las pruebas que apuntan a la dimensión militar de las actividades nucleares iraníes son un trabajo de Inteligencia "lamentable".

Soltanieh ha apuntado que el informe ha dañado la credibilidad de la AIEA y ha argüido que "este tipo de trabajo de Inteligencia lamentable ha generado problemas a todos los países miembro".

El director de las inspecciones nucleares de la agencia, Herman Nackaerts, ha hecho una presentación técnica de una hora de duración sobre el programa nuclear iraní a puerta cerrada para los países miembro. En la misma, ha señalado que Irán parece haber trabajado en el diseño de una bomba atómica, y que esta investigación podría continuar en secreto.

Asimismo, ha presentado correspondencia de oficiales iraníes e imágenes por satélite de la base militar de Parchin, al sureste de Teherán. El informe, basado en lo que la AIEA ha denominado "información creíble", indica que Irán ha desarrollado un espacio para llevar a cabo experimentos hidrodinámicos, lo que son "indicadores de un posible desarrollo armamentístico".

Por contra, Soltanieh ha recalcado que no hay actividades nucleares en Parchin. "No hay pruebas de que las actividades nucleares del país tengan finalidades militares", ha dicho. "Tenemos actividades convencionales (en Parchin) que no tienen nada que ver con la energía nuclear", ha agregado.

Soltanieh ha dicho además que el informe representa un "error histórico" que ha "envenenado el ambiente" en los esfuerzos de resolver el asunto de manera diplomática.

Asimismo, ha desmentido que la AIEA haya encontrado una "discrepancia" de cerca de 20 kilos de material nuclear en el laboratorio de investigación iraní Jabr Ibn Hayan. El informe de la agencia apunta a que los deshechos nucleares del laboratorio pesan 19,8 kilos menos que los declarados.

Soltanieh ha recalcado que "este asunto ha sido explicado hoy". "Son asuntos técnicos (...) desde luego no son un problema", ha apostillado el enviado iraní.