El temor a los vampiros desata una ola de violencia en el sur de Malaui

Contador
Actualizado 09/10/2017 23:09:17 CET

LILONGÜE, 9 Oct. (Reuters/EP) -

Naciones Unidas ha anunciado este lunes la retirada del personal que tiene desplegado en dos distritos del sur de Malaui después de que al menos cinco personas hayan muerto por una ola de violencia motivada por un extendido miedo a los vampiros.

La zona rural de Malaui es dada a las supersticiones y, de hecho, ya en 2002 un temor similar provocó una escalada de violencia. Ahora, el Departamento de Seguridad de la ONU (UNDSS) ha confirmado en un informe que en los distritos de Phalombe y Mulanje se han extendido "las historias de chupasangres y de la posible existencia de vampiros".

La coordinadora en funciones de Naciones Unidas, Florence Rolle, ha admitido en un correo electrónico que "parte del personal ha sido reubicado, mientras que otras personas aún están en los distritos, en función de las ubicaciones de sus trabajos". La organización se ha comprometido a vigilar "estrechamente" la situación y a garantizar "cuanto antes" la vuelta de los trabajadores, sin aclarar cuántos se han visto afectados.

En su informe, al que ha tenido acceso Reuters, el UNDSS ha cifrado en cinco el número de personas que habrían muerto linchadas desde mediados de septiembre por turbas que acusaban a las víctimas de vampirismo. Estos colectivos también han bloqueado carreteras en busca de los supuestos vampiros.

El presidente malauí, Peter Mutharika, ha admitido en un comunicado su "grave preocupación" y la de todo su Gobierno por estas informaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies