Tercera jornada consecutiva de protestas en Sudán por la subida del precio del pan

Protesta en Jartum (archivo)
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH
Publicado 08/01/2018 19:41:28CET

JARTUM, 8 Ene. (Reuters/EP) -

Cientos de estudiantes sudaneses se han enfrentado este lunes a pedradas a la Policía en la tercera jornada consecutiva de protestas contra la subida del precio del pan. La Policía ha empleado gases lacrimógenos contra los manifestantes, según testigos presenciales.

Los agentes formaron un cordón para obligar a más de 300 estudiantes a volver al campus de la Universidad de Jartum, la más importante del país, mientras los manifestantes coreaban la consigna principal de las movilizaciones: "¡No, no, no a la subida de precios!".

También se ha producido una manifestación este lunes en Kosti, el principal puerto sudanés del río Nilo, situado a 350 kilómetros al sur de la capital. La Policía ha cargado con porras para disolver la protesta.

El sábado hubo movilizaciones en la ciudad de Sennar, en el sur del país, después de que el precio del pan se duplicara en cuestión de días tras el anuncio del Gobierno de que eliminaría los subsidios en los presupuestos de 2018. Ya el domingo las protestas se extendieron a Jartum y otras ciudades y un estudiante de secundaria murió en la ciudad de Geneina.

Los partidos de la oposición han defendido la protesta pacífica contra la subida del precio del pan. En aparente respuesta, las fuerzas de seguridad han detenido al presidente del Partido del Congreso Sudanés, Omar al Dageir, según fuentes del partido.

Además, las autoridades han secuestrado las ediciones de seis periódicos en los que se informaba de la retirada de subsidios y la subida de precios, han explicado a Reuters directores de los propios medios.

El secretario de Estado de Interior, Babkar Daqna, ha rechazado que estas protestas estén relacionadas con la subida de los precios y ha advertido de que los manifestantes que sean destructivos "recibirán la fuerza como respuesta", informa la agencia de noticias estatal, SUNA.

La eliminación de los subsidios se enmarca en el plan de austeridad y recortes para frenar una inflación que se sitúa en torno al 25 por ciento y para atajar la escasez de moneda circulante que ha frenado las importaciones.

Las manifestaciones contra los recortes son relativamente frecuentes en Sudán. En 2013 murieron unas 185 personas en las protestas contra la subida del precio de los combustibles en las que salieron a la calle miles de personas, según datos de Amnistía Internacional. Desde entonces ha habido más movilizaciones, aunque de menor entidad.