Termina el primer día en la audiencia sobre el Costa Concordia

Actualizado 03/03/2012 19:20:37 CET

GROSSETTO (ITALIA), 3 Mar. (Reuters/EP) -

Supervivientes y familiares de las víctimas del naufragio del Costa Concordia han pedido que se aclare la verdad sobre lo sucedido en la audiencia preliminar en Italia, mientras algunos esperaban aún la identificación de los restos de sus seres queridos, un mes y medio después del desastre.

El crucero encalló frente a la isla de Giglio, en la costa de la Toscana, tras chocar con rocas el 13 de enero, lo que causó la muerte de al menos 25 personas. Siete están aún desaparecidas, y ocho de los cuerpos no han sido identificados.

Los fiscales acusaron al capitán Francesco Schettino de causar el accidente al acercar al gigantesco crucero, que transportaba más de 4.200 pasajeros y tripulación, demasiado cerca de la costa.

Otros ocho oficiales y directivos de la empresa propietaria del barco, Costa Cruceros, están también bajo investigación.

"Queremos saber la verdad, que ocurrió, y qué se supone que vamos a hacer ahora. Eso es todo lo que pedimos", dijo Hilaire Blemand, un ciudadano francés cuyo hijo de 25 años Michael iba a bordo junto a su novia Mylene Litzler, de 23. Ambos siguen aún desaparecidos.

"Ha pasado demasiado tiempo, han pasado seis semanas", afirmó en la sala judicial en la ciudad toscana de Grosseto.

Se espera que la sala acoja a los centenares de personas, entre familiares de víctimas, sobrevivientes y abogados de todas las partes implicadas, pero no está abierto al público general o a los medios.

Luchando por contener las lágrimas a su lado, Brigitte Litzler, la madre de Mylene, dijo que su angustia empeoró después de que se suspendiera la identificación de los cadáveres a petición del abogado de uno de los oficiales del barco que está bajo investigación.

El abogado alegó que expertos forenses del equipo de la defensa deberían participar en el proceso. "Es como si los hubieran matado por segunda vez", dijo Litzler.

Schettino, que está bajo arresto domiciliario en su casa en Meta di Sorrento, cerca de Nápoles, no asistió a la audiencia. Su abogado, Bruno Leporatti, dijo que su integridad física podía correr peligro y decidió no ir.

Su presencia en la audiencia hubiera sido "innecesaria y quizá con este ambiente que se ha creado en torno suyo, también un poco peligrosa para él", sostuvo Leporatti.

Schettino está acusado de una serie de cargos, incluido homicidio múltiple y abandono del barco de 114.500 toneladas antes de la evacuación de todos los pasajeros y tripulación.

"No creo que tenga las agallas de presentarse ante todos los pasajeros a los que sometió a todo ese miedo", dijo Adriano Bertaglia, un superviviente que participa en una demanda colectiva contra la empresa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies