El terrorista de Lockerbie sigue en estado grave tras recibir una transfusión de once litros de sangre

Actualizado 14/04/2012 20:09:41 CET

TRÍPOLI, 14 Abr. (Reuters/EP) -

Abdelbaset al Megrahi, el exagente de la Inteligencia libia condenado por el atentado de Lockerbie (Escocia) de 1988 en el que murieron 270 personas, sigue ingresado en el hospital en estado grave tras recibir esta pasada noche una transfusión de once litros de sangre, según ha informado su hermano.

"Se suponía que mi hermano iba a abandonar el hospital tras recibir la transfusión pero los doctores se lo han prohibido porque su salud es muy mala", declaró su hermano Abdulhakim, quien explica que Al Megrahi "a veces habla un poco, a veces se queda completamente dormido".

"Hemos ido a mezquitas, pedido ayuda a nuestros vecinos y a mis amigos militares para conseguir los once litros de sangre para mi hermano", añadió.

Al Megrahi fue condenado en 2001 en Reino Unido por el atentado de 1988 de un vuelo de Pan Am que iba de Nueva York a Londres. Todos los viajeros, 259 personas, murieron y otras once que se encontraban en la zona también fallecieron por la caída del fuselaje.

Reino Unido le liberó en 2009 por compasión debido a que sufría un cáncer de próstata terminal y pensó que iba a morir en meses. Su liberación provocó la indignación de los familiares de las víctimas, 189 eran estadounidenses, y el Gobierno de Barack Obama criticó la decisión.

Algunos políticos norteamericanos han pedido al Consejo Nacional de Transición, el Ejecutivo que gobierna Libia desde la caída del líder Muamar Gadafi, que le extradite a su país, aunque el CNT ya ha señalado no lo hará.