El "terrorista" que mantiene como rehén a un trabajador en Brasilia exige cambios políticos

 

El "terrorista" que mantiene como rehén a un trabajador en Brasilia exige cambios políticos

Actualizado 03/07/2015 22:46:24 CET

BRASILIA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El hombre armado con una pistola que ha retenido este lunes a un trabajador del hotel Saint Peter, en Brasilia, se llama Jac Souza dos Santos, tiene 30 años, es un afiliado al Partido Progresista (PP) y fue candidato a concejal en el municipio de Combinado, en el estado de Tocantins.

El secuestrador, que mantiene a su víctima en la habitación 13 del hotel con un chaleco explosivo que amenaza con activar, no tiene antecedentes penales y fue secretario municipal de Agricultura de Combinado, mientras que actualmente estaría trabajando en la campaña electoral, según ha informado el diario brasileño 'Folha de Sao Paulo'.

Dos Santos amenaza con activar los explosivos si no se cumplen sus demandas políticas, que son la aplicación en estas elecciones de la 'Hoja Limpia', una ley que prohíbe las candidaturas de políticos condenados, o la extradición de Cesare Batisti, un italiano acusado de asesinato en su país que consiguió autorización para permanecer en Brasil. El plazo que ha dado es de 18 horas.

El director de la Policía Civil, Paulo Henrique de Almeida, ha confirmado que aunque hasta el momento las autoridades no tenían la certeza de que los explosivos eran auténticos, ahora creen que son reales en "un 98 por ciento".

Las autoridades han comunicado que los explosivos tienen un gran poder de destrucción y, por ello, han aumento el perímetro de seguridad de60 a 100 metros. Un establecimiento de correos en frente del hotel también ha sido evacuado.

"Nos damos cuenta de que (el secuestrador) es irreductible. Ya no está negociando. (Las negociaciones) están un poco atascadas", ha indicado De Almeida.

"ACTO TERRORISTA"

Según el director, el secuestrador ha llegado este lunes a Brasilia en coche y ha entrado al hotel como un cliente a las 5.00 (hora local). Dos Santos empezó a crear confusión entre la gente y, a causa de esto, uno de los encargados fue a verificar qué estaba ocurriendo y fue retenido como rehén.

Según el relato de los clientes del hotel, Dos Santos, al ser preguntado sobre si estaba cometiendo un robo, dijo que era "un acto terrorista".

Tres negociadores están en contacto con el secuestrador. Al principio se comunicaban por teléfono, pero ahora lo hacen en persona, ya que están situados cerca de la habitación número 13. La Policía se mantiene alrededor del edificio y ha posicionado a sus tiradores.

CARTAS DE DESPEDIDA

La Policía Civil ha encontrado tres cartas del día 26 de septiembre que habían sido dejadas por Dos Santos en su propia residencia, en casa de su madre y en casa de su tío. En todas ellas había mensajes de despedida que contenían evidencias de que el secuestrador iba a suicidarse, según ha informado 'O Globo'.

De acuerdo con la Policía, en las cartas, el secuestrador habla de que está desesperado y pide disculpas a su madre y a sus tías, para luego decir que después de la tempestad viene la calma y que quiere cambiar el panorama político del país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies