Uno de los terroristas de la sala Bataclan intentó entrar en el Ejército francés

Personas delante de la sala Bataclan de París
CHRISTIAN HARTMANN / REUTERS
Actualizado 11/12/2015 17:30:29 CET

WISSEMBOURG (FRANCIA), 11 Dic. (Reuters/EP) -

Foued Mohamed-Aggad, uno de los tres terroristas que irrumpió el 13 de noviembre en la sala Bataclan de París, fue rechazado por el Ejército y posiblemente también por la Policía de Francia antes de unirse a las filas del grupo Estado Islámico.

Los equipos de reclutamiento militar de la ciudad de Estrasburgo vetaron en 2010 la entrada de Mohamed-Aggad tras realizarle pruebas físicas y psicológicas, según una portavoz del Ejército, Sophie Caussel. "Consideramos que no era válido como soldado y para portar armas", ha explicado.

El rechazo es relativamente frecuente en las Fuerzas Armadas galas, que este año sólo contrataron a 15.000 de las 160.000 personas registradas. El interés por entrar en el Ejército se ha disparado a raíz de los atentados del 13-N, en los que perdieron la vida 130 personas.

Uno de sus vecinos, Yusef, ha asegurado que además de ser rechazado por el Ejército, Mohamed-Aggad también intentó entrar en la Policía, pero no logró pasar el examen por poco. "Es la única vez que le vi decepcionado (...) Lo atribuyó a sus orígenes extranjeros", ha afirmado.

La Policía, sin embargo, no ha querido ni confirmar ni desmentir la presunta solicitud del último terrorista identificado tras los atentados. Una fuente ha evitado dar datos apelando a razones de confidencialidad.

IDENTIFICACIÓN TARDÍA

La vinculación de Mohamed-Aggad con los atentados fue una incógnita hasta esta semana, cuando las autoridades pudieron situarle en la sala de Bataclan a raíz de un mensaje recibido por su madre, Fatima. El mensaje, enviado desde Siria por la mujer del terrorista, Hadjira, confirmaba que había muerto "con sus hermanos" en París.

Temiéndose lo peor, y con su hijo mayor ya en prisión por presunta actividad terrorista, Fatima se puso en contacto con el abogado de la familia. Posteriormente, las pruebas de ADN permitieron confirmar la identidad del yihadista.

"No me puedo creer que fuese él", ha asegurado un vecino, Yazar Mesut, al recordar a un joven "inteligente" y "educado" que en 2013 decidió irse a Siria junto a otras ocho personas, entre ellas su hermano Karim. Según fuentes de su entorno, en 2012 había aumentado su asistencia a una mezquita de Wissembourg, cerca de Estrasburgo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies