Theresa May pide elecciones anticipadas en Reino Unido, ¿y ahora qué?

 

Theresa May pide elecciones anticipadas en Reino Unido, ¿y ahora qué?

El Big Ben y los brazos de la estatua de Churchill frente al Parlamento
TOBY MELVILLE/REUTERS
Publicado 18/04/2017 19:01:04CET

LONDRES, 18 Abr. (Reuters/EP) -

La primera ministra británica, Theresa May, ha pedido por sorpresa este martes la convocatoria de elecciones anticipadas el próximo 8 de junio, en un intento por reforzar la posición negociadora del Gobierno de cara al Brexit con la Unión Europea.

Estos son los pasos que habrá que dar antes de que se celebren los comicios:

¿CÓMO CONVOCARÁ LAS ELECCIONES?

El mecanismo para que un Gobierno en Reino Unido convoque elecciones es más complicado de lo que solía ser. Los gobiernos solían ser capaces en convocar elecciones cuando lo consideraban adecuado, pero la Ley de Mandatos Fijos del Parlamento, aprobada en 2011, fija un calendario para que las elecciones se celebren cada cinco años.

En virtud de la ley, una moción para celebrar nuevos comicios antes de tiempo tiene que recibir el respaldo de dos tercios de los 650 escaños de la Cámara de los Comunes, incluidos los escaños vacantes. Esto significa que el Gobierno necesita 434 votos para convocar las elecciones.

May ha dicho que presentará la moción al Parlamento el miércoles. De ser aprobada, el Parlamento pondrá fin a su trabajo 25 días laborales antes de la fecha de las elecciones generales, lo cual se produciría el 3 de mayo.

Los conservadores de May tienen 330 escaños en la cámara y los laboristas 229. Los laboristas han dicho que votarán a favor de las elecciones, así que juntos suman 559 votos, suficientes para sacar adelante la moción si todos los diputados de ambos partidos siguen las directrices de su formación.

¿POR QUÉ HA CAMBIADO MAY DE OPINIÓN?

La decisión de May de convocar elecciones anticipadas es un giro de 180 grados, ya que previamente había dicho reiteradamente que descartaba tal medida.

La primera ministra había dicho previamente que Reino Unido necesitaba estabilidad en lugar de nuevos comicios, pero este martes ha sostenido que la división en Westminster estaba minando ya la estabilidad.

"En este momento de enorme significado nacional debería haber unidad aquí en Westminster, pero en lugar de ello hay división", ha dicho la 'premier' durante su anuncio frente a su residencia oficial del 10 de Downing Street.

Asimismo, también ha citado la fortaleza económica como signo del éxito de su Gobierno. "Pese a las predicciones de un peligro financiero y económico inmediato, desde el referéndum hemos visto que la confianza del consumidor se mantiene alta, cifras récord de empleo y un crecimiento económico que ha excedido todas las estimaciones", ha sostenido.

Los economistas han dicho que la relativa fortaleza económica de Reino Unido actual hace que este sea un buen momento para tener elecciones, antes de que cobren fuerza signos nacientes de una recesión.

La postura de May también podría haberse visto influida por los sondeos. Según un sondeo de ICM publicado este martes por 'The Guardian' tras el anuncio del adelanto electoral, el Partido Conservador goza de una ventaja de 21 puntos sobre los laboristas, su nivel más alto. Así, los 'tories' se sitúan en el 46 por ciento en intención de voto, frente al 25 por ciento de los laboristas y el 11 por ciento de los liberaldemócratas.

Los laboristas se han visto lastrados por las divisiones internas por el referéndum sobre el Brexit y el liderazgo de Jeremy Corbyn, que muchos de sus diputados creen que se esforzará por ganar los comicios. Las apuestas dan a los conservadores de May un 80 por ciento de opciones de lograr una mayoría, mientras que los laboristas solo tienen un 2 por ciento.

¿QUÉ SIGNIFICA PARA EL BREXIT?

Si May gana las elecciones del 8 de junio, su posición se vería fortalecida en casa y en las negociaciones con los 27 miembros restantes de la UE.

Con una amplia mayoría, May estaría menos en deuda con los euroescépticos radicales dentro del Partido Conservador mientras que lograría un mandato personal que reforzaría su posición como primera ministra, puesto que pasó a ocupar el cargo tras la renuncia de David Cameron en junio de 2016 sin pasar por las urnas.

También le da más espacio a nivel nacional para negociar la salida de Reino Unido, que en virtud del calendario actual se produciría en marzo de 2019. Si hubiera esperado hasta 2020 para celebrar elecciones, se habría enfrentado a los votantes justo un año después de dejar la UE.

Convocando unas elecciones en junio, May podría ganar más espacio a nivel nacional ya que la próxima cita con las urnas no sería hasta 2022. Eso le permitiría algo de espacio político para abordar cualquier implicación potencialmente negativa en materia económica del Brexit.

Pero su apuesta también significa que las tres grandes economías de la Unión Europea --Alemania, Reino Unido y Francia-- se enfrentarán a elecciones este 2017.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies