Al Thinni viaja a Benghazi para "supervisar de cerca" la crisis de seguridad que sacude la ciudad

Actualizado 05/06/2014 6:21:59 CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro interino de Libia, Abdulá al Thinni, ha viajado este miércoles a la localidad de Beida, donde ha hecho escala en su viaje a Benghazi para "supervisar" la crisis que sacude a la ciudad desde hace varias semanas.

"El objetivo del primer ministro es monitorizar de cerca la situación en Beghazi, ya que considera que su puesto le requiere estar cerca de lo que está pasando sobre el terreno", ha dicho el portavoz del Gobierno de Al Thinni, Ahmed Lamin, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.

El viaje de Al Thinni a Benghazi tiene lugar apenas un día después de que el Gobierno del primer ministro electo, Ahmed Maitiq, jurara su cargo, si bien las autoridades interinas negaron haber realizado el traspaso de poderes.

"El Gobierno no ha entregado el poder de Maitiq", dijo el martes Al Thinni en su primera reacción, explicando que el traspaso no será efectivo hasta que se resuelva la controversia sobre la designación de su sucesor en el cargo.

Maitiq celebró el martes la primera reunión de su Gabinete en la oficina del primer ministro, horas después de que Al Thinni se trasladara a otro edificio gubernamental, y con la ayuda de las fuerzas de seguridad para acceder al lugar.

Libia está sumido en el caos tres años después de la caída del régimen de Muamar Gadafi, con un Parlamento paralizado por las disputas y un Gobierno incapaz de controlar a las milicias formadas por antiguos rebeldes.

Al Thinni presentó su dimisión a mediados de abril tras un ataque fallido contra él y su familia, apenas semanas después de ser elegido para el cargo tras la destitución de Alí Zeidan. El Parlamento le había dado un mandato de dos semanas, que después lo renovó en un intento por devolver la estabilidad al país.

La situación se complicó con la elección de Maitiq, que llegó a jurar su cargo poco antes de que el presidente adjunto primero del Parlamento, Ezzedin al Awami, declarara inválida la votación por falta de quórum.

A la parálisis de Gobierno y Congreso se suma la crisis de seguridad, que se ha reavivado después de que el autodenominado Ejército Nacional Libio del ex general Jalifa Haftar haya lanzado una ofensiva, apoyada por parte del Ejecutivo y las Fuerzas Armadas, para expulsar a los 'yihadistas'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies