El alcalde de Lhasa acusa al Lama de provocar conflictos religiosos tras el asalto al monasterio de Gandain

Actualizado 10/05/2006 4:51:30 CET

LHASA (TIBET), 10 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Lhasa, Norbu Dunzhub, acusó hoy al Dalai Lama de tramar un conflicto religioso en el Monasterio Gandain cerca de Lhasa y dijo que se trata de "otro intento de sabotear la unidad del Tíbet", según informó la agencia de noticias Xinhua.

Diecisiete lamas irrumpieron en una capilla del Monasterio Gandain el pasado 14 de marzo y derribaron dos estatuas de arcilla de deidades protectoras, bajo el argumento de que son "espíritus malignos", y empezaron una pelea con seis devotos que se encontraban en el lugar.

La destrucción fue un acto criminal y una violación a los Reglamentos de Asuntos Religiosos, dijo Norbu, quien agregó que las autoridades locales han emprendido acciones contra los vándalos. "De ninguna manera es un hecho aislado y accidental", dijo. "A primera vista, es un asunto interno dentro de un monasterio, pero en un nivel fundamental, fue provocado por la camarilla del Dalai, cuyo propósito es generar conflicto entre las diferentes sectas del Budismo Tibetano, y por lo tanto, sabotear la unidad del Tíbet", dijo el alcalde.

El exiliado Dalai Lama ha censurado a una de las deidades, Dorje Shugden, un dios venerado por una secta de budistas.

En la década de los 70, el Dalai Lama advirtió a sus seguidores que no veneraran a Shugden porque era perjudicial para su salud espiritual y para la causa de los tibetanos.

En 1996, impuso prohibiciones a la devoción de la deidad en dos ceremonias budistas. A principios de este año, el Dalai Lama ordenó a sus seguidores que presionen o ataquen verbalmente a los lamas de los monasterios Gandain y Sera, quienes él cree siguen adorando a la deidad en contra de sus órdenes.

"Lo que el Dalai Lama ha hecho viola la libertad religiosa de los creyentes", dijo Zhang Qingli, secretario interino del Comité Regional Autónomo del Tíbet del Partido Comunista de China.

Los lamas del Monasterio Sera han defendido a la deidad diciendo que ha existido y que ha sido venerada durante un largo periodo en la historia del Budismo Tibetano y que la destrucción de la estatua violó las enseñanzas budistas.

El conflicto entre diferentes sectas debe ser resuelto en paz y el incidente en el Monasterio Gandain es vergonzoso para el Budismo Tibetano, dijo un lama del monasterio, quien se negó a proporcionar su nombre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies