Uno de cada cinco habitantes de Timor Oriental necesita asistencia alimentaria, según la ONU

 

Uno de cada cinco habitantes de Timor Oriental necesita asistencia alimentaria, según la ONU

Actualizado 22/06/2007 14:45:15 CET

ROMA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las persistentes sequías y las plagas de langostas que han devastado Timor Oriental a lo largo de este año han reducido en un 30 por ciento los rendimientos de los principales cultivos y dejado a una quinta parte de la población con necesidad de ayuda alimentaria, según un informe presentado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PAM).

Las organizaciones advierten de que se necesitarían más de 15.000 toneladas de comida para los entre 210.000 y 220.000 ciudadanos en situación vulnerable que viven en la periferia de la isla si se quiere prevenir una crisis alimentaria mayor. Estos alimentos son especialmente apremiantes durante los seis meses que van desde octubre a marzo, los más difíciles.

"Las pobres cosechas de este año han empeorado aún más las ya de por sí frágiles vidas de la gente de Timor Oriental, pero especialmente de la gente más pobre que vive en las zonas rurales y en los distritos más remotos", comentó el director regional de Asia de WFP, Anthony Banbury. "Para muchos de los desplazados por la crisis del año pasado, que continúan viviendo fuera de sus comunidades, la limitación de las provisiones de comida significa que seguirán dependiendo de la asistencia alimenticia", añadió.

El nuevo informe se basa en los resultados de la misión que se realizó en un asentamiento conjunto de las dos agencias de la ONU durante marzo y abril. La producción de maíz, el cultivo más importante de Timor, se redujo un 30 por ciento. Otros cereales, la yuca y otros tubérculos sufrieron descensos de un 25-30 por ciento, y la producción de arroz se recortó un 20 por ciento.

"Los productores tienen una gran necesidad de semillas de maíz y arroz, fertilizantes y otros instrumentos de la agricultura para poder prepararse para la siguiente campaña de cultivos", advirtió el jefe del Sistema de Información Global y de Prevención Temprana (GIEWS) de la FAO, Henri Josserand. "Necesitamos continuar vigilando de cerca el desarrollo de la situación y de cualquier nueva plaga de langostas para poder proporcionar ayuda y la mejor información a los agricultores de Timor Oriental", prosiguió.

El déficit de cereales para 2007/2008 (abril/marzo) se estima en 86.000 toneladas. Las importaciones previstas son de 71.000 toneladas, incluyendo una partida especial del Gobierno de 16.000 toneladas para una reserva estratégica nacional. Esto deja aún un vacío de 15.000 toneladas que necesitan ser suplidas por la ayuda internacional.

El informe FAO/PAM también incide en que las tempranas crisis alimentarias este año, con unos grandes aumentos de los precios y la virtual desaparición del arroz en los mercados, han aumentado la necesidad de aumentar las las estrategias, los mecanismos de implementación, y las políticas de seguridad alimentaria.

Además de todos los afectados por las malas cosechas, Timor Oriental tiene cerca de 100.000 desplazados viviendo en Dili, la capital, o con familiares por la crisis política que comenzó en 2006. La ayuda alimentaria lleva funcionando en este país desde mayo de 2006.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies