Un touroperador asegura que los turistas cuya liberación anunció Camerún no habían sido secuestrados

Publicado 04/04/2018 22:40:13CET

DAKAR, 4 Abr. (Reuters/EP) -

El grupo de turistas europeos que viajaban por el suroeste de Camerún y cuya liberación ha sido anunciada por el Gobierno no fueron secuestrados, según ha asegurado un touroperador suizo, contradiciendo así la versión de los hechos facilitada por Yaundé.

El portavoz del Gobierno, Issa Tchiroma Bakary, afirmó que 18 personas --siete suizos, cinco italianos y seis funcionarios cameruneses- fueron secuestrados pos "terroristas", el término que emplea el Gobierno camerunés para referirse a los separatistas de la zona anglófona del país.

Sin embargo, la empresa African Adventures ha asegurado que el grupo fue interceptado por hombres armados y que ya les habían permitido continuar su recorrido cuando llegaron las fuerzas especiales al lugar.

De acuerdo con el diario oficial 'Cameroon Tribune', la colaboración de los comités de vigilantes locales y la sociedad civil permitió la liberación de los rehenes pocas horas después de su captura en la región Suroeste, en la que se encontraban de turismo. El secuestro se produjo en la localidad de Moungo-Ndor, en el departamento de Kupe Muanenguba, cuando los turistas se dirigían al lugar conocido como 'Lagos gemelos'.

Por su parte, la Fuerza de Defensa Ambazonia (ADF), el principal grupo separatista anglófono enfrentado a las fuerzas de seguridad, ha negado su implicación en el secuestro.

"La ADF no toma rehenes. La ADF detiene a facilitadores y colaboradores y no arresta a ciudadanos extranjeros", ha sostenido Cho Ayaba, un líder del Consejo de Gobierno de Ambazonia, al que la ADF está vagamente ligado, en declaraciones facilitadas a Reuters.

El grupo separatista ha estado detrás de la mayoría de los tiroteos en los que han muerto más de 20 efectivos de las fuerzas de seguridad en el último año en el levantamiento contra el Gobierno de Paul Biya. No obstante, en los últimos meses han surgido varios grupos armados más pequeños en reacción a la represión gubernamental.

Desde 2016, el Gobierno camerunés, mayoritariamente francófono, ha reprimido las protestas pacíficas de la minoría anglófona contra la supuesta marginación social y económica en la que viven. Decenas de civiles han muerto en los disturbios, lo que ha alimentado el apoyo a los separatistas que buscan un estado independiente. De hecho, procedieron a proclamar la independencia de Ambazonia el pasado mes de octubre.

El movimiento secesionista entre los angloparlantes, quienes aseguran estar en una situación de marginación, ha existido durante décadas de forma clandestina pero en los últimos tiempos ha comenzado a ganar apoyos en las dos regiones de habla inglesa en respuesta a la represión por parte del Gobierno.

La división de Camerún data del final de la I Guerra Mundial, cuando la Sociedad de Naciones repartió la antigua colonia alemana de Camerún entre Francia y Reino Unido. Camerún cuenta con el francés y el inglés como lenguas cooficiales, si bien la mayoría de la población utiliza el primero.