El TPI rechaza la apelación del exvicepresidente de RDC Jean-Pierre Bemba a su condena por sobornar testigos

Jean-Pierre Bemba comparece ante el TPI
MICHAEL KOOREN/REUTERS - Archivo
Publicado 08/03/2018 17:12:49CET

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sala de Apelaciones del Tribunal Penal Internacional (TPI) ha rechazado este jueves la apelación del exvicepresidente y antiguo líder rebelde congoleño Jean-Pierre Bemba contra su condena por sobornar a testigos.

Bemba, que ya cumple una pena de 18 años de cárcel por crímenes de guerra y contra la Humanidad en República Centroafricana (RCA), había apelado la sentencia a un año de prisión por influir en los testigos en el juicio contra él.

Sin embargo, la Sala de Apelaciones ha rechazado tanto su apelación como la de otros dos hombres que fueron condenados junto a él, según un comunicado publicado durante la jornada por el tribunal.

Por contra, ha absuelto a Bemba y a otros cuatro hombres --su abogado Aimé Kilolo, el gestor de su caso Jean-Jacques Mangenda, el político Fidéle Balala y el testigo de la defensa Narcisse Arido-- de los cargos por falsificación de pruebas.

Bemba fue condenado en 2016 por orquestar la campaña de violencia sexual y homicidios que el Movimiento de Liberación del Congo desató en RCA entre 2002 y 2003. Hasta ahora es el político de mayor rango condenado por el TPI.

En concreto, Bemba fue sentenciado a 16 años de cárcel por asesinato como crimen de guerra y otros 16 como crimen contra la Humanidad; a 18 años por violación como crimen de guerra y a otros 18 como crimen contra la Humanidad; y a 16 años por pillaje como crimen de guerra.

En su veredicto de culpabilidad de marzo de 2016, la Sala Tercera había señalado que "Bemba era la persona que ejercía como comandante militar con autoridad y control efectivo sobre las fuerzas que cometieron estos crímenes".

El acusado era el "origen de la financiación, los objetivos y las pretensiones" del MLC y fue él quien ordenó la entrada en territorio de RCA de tres batallones --unos 1.500 hombres-- a petición del entonces presidente centroafricano, Ange-Félix Patassé, enfrentado al exjefe del Ejército y posteriormente presidente del país François Bozizé.