Tres de cada cuatro niños nacidos desde la independencia de Sudán del Sur solo han conocido la guerra

Niño de la guerra en Sudán del Sur
UNICEF/SEBASTIAN RICH
Publicado 08/07/2018 8:11:47CET

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

De los 3,4 millones de bebés nacidos en Sudán del Sur desde que se independizó y se convirtió en el país más joven del mundo en 2011, 2,6 millones lo han hecho en situación de guerra, según ha denunciado este domingo el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

"El conflicto y el subdesarrollo han asolado Sudán del Sur durante décadas, dejando a sus niños sin escolarizar, desnutridos y vulnerables a las enfermedades, el abuso y la explotación. La perspectiva de un futuro mejor después de la independencia del país en 2011 fue efímera tras el estallido de una guerra civil en 2013", ha apuntado UNICEF en un comunicado emitido con motivo de la cercanía del 9 de julio, séptimo aniversario de su independencia en 2011.

"Según se acerca Sudán del Sur a sus siete años, una guerra aparentemente interminable continúa devastando las vidas de millones de niños", ha destacado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta H. Fore, en su visita de principios de año a Yuba, Ganiyel y Bentiu. "Las partes beligerantes pueden y deben hacer más para recuperar la paz. Los niños de Sudán del Sur se merecen algo mejor", ha añadido.

En lo que va de año han sido liberados por los grupos armados 800 niños, pero se estima que 19.000 niños continúan sirviendo como combatientes, cocineros, porteadores y mensajeros y sufriendo abusos sexuales, en comparación a los 500 que había en esa situación cuando estalló el conflicto por primera vez en 2013.

El porcentaje de personas que desconoce cuándo volverá a comer ha pasado del 35 por ciento en 2014 a casi el 60 por ciento en la actualidad, con algunas zonas del país a un paso de la hambruna, especialmente durante la temporada de escasez. Las tasas de desnutrición se encuentran en niveles críticos: Más de un millón de niños están desnutridos, incluidos 300.000 muy graves y en riesgo de muerte.

MÁS DEL 70 POR CIENTO DE NIÑOS EN EDAD ESCOLAR NO VA A CLASE

El conflicto también ha expulsado a cientos de miles de niños de la escuela, con 1 de cada 3 centros educativos dañados, destruidos, ocupados o cerrados desde 2013. Sudán del Sur tiene ahora la mayor proporción de niños no escolarizados del mundo. Más de 2 millones de niños, o más del 70 por ciento de los que deberían asistir a clase, no reciben educación.

Los esfuerzos para ayudar a quienes más lo necesitan también se ven obstaculizados. Más de 100 trabajadores humanitarios han muerto en medio de la violencia desde que comenzó la guerra en 2013, incluido un conductor de UNICEF que falleció la semana pasada.

El nacimiento del país más joven del mundo hace siete años desencadenó además un retorno masivo de refugiados a su nación recién independizada. Sin embargo, desde que el conflicto se inició en 2013, más de 2,5 millones de personas, incluido más de 1 millón de niños, huyeron nuevamente de los combates para buscar seguridad en los países vecinos.

"La firma de un alto el fuego permanente entre las dos principales partes enfrentadas el mes pasado en Jartum fue un paso positivo en lo que ha sido un proceso de paz vacilante. Ahora contamos con el liderazgo y los comandantes para respetarlo y, al mismo tiempo, garantizar que los trabajadores humanitarios tengan acceso sin restricciones a quienes lo necesitan", ha argumentado Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

"Sudán del Sur fue el primer país que visité cuando me convertí en directora ejecutiva y vi por mí misma lo perjudicados que han salido los niños con esta guerra. Simplemente no pueden soportar más", ha subrayado.

Contador