Tres regiones afganas se suman a los campamentos de protesta para exigir a los talibán el fin de la guerra

Publicado 06/04/2018 13:33:59CET

Farah, Herat y Paktia crean sus acampadas por la paz siguiendo el ejemplo de Helmand, donde ya hay dos movilizaciones

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Activistas, residentes y notables afganos se han movilizado este viernes para crear tres campamentos de protesta en las provincias de Herat, Farah y Paktia que se suman a la acampada reivindicativa ya establecida en Helmand, en el sur del país, para exigir a los talibán que abandonen la violencia y pongan fin a la guerra que vive el país, según ha informado la cadena de televisión Tolo.

Aprovechando el impulso que ha conseguido el primer campamento por la paz en Helmand, una región con una fuerte presencia de los talibán, algunos activistas, residentes y notables afganos han decidido seguir el ejemplo y establecer tres nuevos campamentos para exigir a los milicianos del grupo integrista que abandonen las armas y se sumen a la causa de la paz.

Los impulsores de estos tres nuevos campamentos, creados en Herat y Farah, dos provincias del oeste del país, y Paktia, en el este, han subrayado que la paz es la mayor demanda del pueblo afgano y que los civiles son las principales víctimas en los conflictos.

Los primeros que han creado el campamento este viernes han sido los vecinos de Herat y luego se han sumado con otra acampada los residentes de la vecina Farah. "Los residentes y los notables de Herat han decidido alzar sus voces para apoyar la paz y todos los esfuerzos a favor de esta causa", ha explicado a Tolo Faqir Ahmad Bayangar, un residente de Herat.

"Queremos que la paz se garantice en Afganistán. No queremos que nuestro pueblo y nuestros niños lloren otra vez. No queremos que nuestras hermanas lloren de nuevo. Emplazamos a los dos bandos a comprometerse con la paz por Alá y por la prosperidad de esta nación", ha afirmado Haji Mohamad, un líder tribal de Farah.

Por su parte, los residentes de Paktia han pedido a los talibán que acepten la oferta de paz del Gobierno. "Como representantes de la provincia de Paktia, tenemos el derecho a pedir a nuestros hermanos talibán que respondan a la demanda que tenemos desde hace cuatro décadas. Deberían aceptar la oferta de paz y poner fin al derramamiento de sangre", ha explicado Farid Taskin, vecino de Paktia.

"Todos somos uno. Hemos sido divididos en tres partes: las fuerzas del Gobierno, los talibán y el resto del pueblo. Queremos unir estas tres partes para estar unidos", ha explicado Ehsanulá Ehsan, residente de esta provincia del este de Afganistán.

Los tres campamentos creados en Farah, Herat y Paktia siguen el ejemplo del primer campamento por la paz creado el lunes en la región de Helmand, que desde este viernes tiene una segunda acampada reivindicativa en la zona de Gereshk.

El primer campamento por la paz, establecido en la capital regional, Lashkar Gah, y que cuenta con representación de un grupo de mujeres, ha prometido continuar con su protesta hasta que se cumpla su demanda de un alto el fuego entre los talibán y el Gobierno.

La primera acampada surgió en Helmand como reacción de los ciudadanos tras el atentado que acabó con la vida de más de una decena de personas cuando salían de un estadio de presenciar un combate de lucha libre en la capital de la región.